El video con el momento en que la primera dama le retira la mano a su marido en pleno escenario le está dando la vuelta al mundo. ¿Lo has visto?

Anuncio

Este jueves tuvo lugar el último y esperado debate presidencial entre el presidente Donald Trump y su adversario, Joe Biden. Pero fue la aparición de Melania Trump al final del encuentro la que ha dejado a muchos boquiabiertos por su impactante frialdad.

La cita tuvo lugar en el Curb Event Center de la Universidad de Belmont, en Nashville, Tennessee. En el escenario todo transcurrió como era de esperarse: el republicano y el demócrata discutieron —en ocasiones acaloradamente—  sobre temas como la reforma migratoria, la pandemia de la COVID-19 y el racismo, entre muchos otros.

Al final del debate, como de costumbre, las dos esposas de los candidatos subieron al estrado. Jill Biden apareció con un vestido florar y mascarilla a juego. Y la primera dama apareció toda de negro, incluyendo su tapabocas.

Cuando Trump quiso darle la mano a su mujer para que caminaran juntos y salir del estrado, ella la retiró casi luchando por zafarse de la diestra de su marido. El momento quedó grabado en múltiples videos que han hecho explotar las redes.

Melania Trump y Donald Trump
Credit: Chip Somodevilla/Getty Images
Melania y Donald Trump
Credit: Chip Somodevilla/Getty Images

Este bochornoso momento recuerda lo ocurrido en enero pasado cuando la primera dama respondió con gélida frialdad a la petición de su marido de que sonriera mientras posaban para los fotógrafos en Washington. El suceso ocurría en medio de las protestas por la muerte de George Floyd en Minneapolis.

Ya desde el 2017 se viene diciendo con insistencia que la exmodelo nacida en Eslovenia no es feliz en la Casa Blanca. Incluso se generó en las redes el hashtag #FreeMelania.

“Esta vida no era su sueño. Era el de Donald”, dijo en aquel año el estilista francés Phillip Bloch, conocido por su trabajo con múltiples estrellas de Hollywood, a la revista US Weekly. “Honestamente, es mucho con lo que lidiar”. ¿Será?