Tres días solo son los que Meghan Markle pasó en el Reino Unido después de sus vacaciones con el príncipe Harry y su hijo Archie en la Isla de Vancouver. Después de la bomba mediática del inicio del Megxit, la duquesa puso pies en polvorosa de nuevo rumbo a América, mientras que su esposo comienza las negociaciones finales con el palacio de Buckingham para redondear el significado de su nuevo estatus.

By Nuria Domenech
January 10, 2020

Por fin llegaron los duques de Sussex al Reino Unido y parecía que las cosas retomaban la normalidad. En su primera aparición pública esta semana en la Casa de Canadá, la pareja lucía muy relajada y especialmente radiante. Muchos comentaron el glow que envolvía a Meghan Markle y aunque se pensó que era debido al descanso, ahora ya sabemos el porqué… ¡Estaba a punto de regresar a América para quedarse!

Después de ese acto en el que el príncipe Harry y su esposa eran todo sonrisas, soltaron la bomba en sus redes de que daban el primer paso atrás en sus obligaciones con la monarquía. ¡Creíamos que estaban de llegada, pero la realidad es que su escapada a Norteamérica no había hecho más que empezar!

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETIN

A la familia real británica les pilló totalmente por sorpresa. Sabían de las intenciones de Harry pero todo estaba en el aire de momento. Muchos medios aseguraron que la reina estaba furiosa al enterarse por televisión y lanzó su comunicado en el que aseguraba de la forma más diplomática posible que nada estaba cerrado y que las cosas de palacio van despacio.

El Times afirma que después de la brusca sorpresa comenzaron a cruzarse llamadas entre Isabel II en Sandringham, el príncipe Carlos en Escocia, y los hijos de Lady Di en Londres.

Si el asunto del Megxit no tenía buena solución, después de esta avanzadilla de los duques de Sussex para forzar la decisión de la reina, todo se precipitó y el asunto se complicó sobremanera. El hecho en sí es un asunto de estado: tanto es lo que tienen que estudiar y es un paso tan importante para la corona que tiene que intervenir el gobierno, con la ministra de Interior, e incluso Scotland Yard.

El último ingrediente a este cóctel molotov que dejó al mundo atónito fue la noticia que contó ayer el Daily Mail. ¡En medio de la polémica, Meghan Markle abandonó del Reino Unido! Ella solo llegó, hizo lo que tuvo que hacer y se regresó con su hijo. El pequeño Archie se había quedado en Canadá con su mejor amiga y su nanny, con lo que todo apunta a que la mudanza de los Sussex a Canadá ya es un hecho, al margen de lo que suceda estos días de puertas adentro en el Buckingham Palace.

Atrás dejaba Meghan Markle a Harry para que lidiara él con su familia política y pueda atar cabos los cabos sueltos para gozar de libertad y finalizar su nuevo estatus, que aún está por ver. La pareja ya lo tenía muy claro y después de la marcha de Meghan, seguramente Harry también regrese en breve para reunirse con su esposa y su hijo, tan pronto cumpla con sus compromisos en Londres.

Una semana muy intensa para la reina Isabel II, el príncipe Carlos y los duques de Cambridge. ¡Todos los veíamos venir pero ninguno lo esperábamos!

Advertisement