¡Increíble! Una pareja vivió la más simpática de las anéctotas al toparse con los mismísimos duques de Sussex en un paseo por la montaña en la Isla de Vancouver. Cuando Meghan Markle les vio en problemas con su palo de selfie para tomarse una foto, se acercó y te contamos qué pasó entonces con todo lujo de detalles: "Harry y Meghan se veían tan felices como una pareja de recién casados".

Por Nuria Domenech
Enero 03, 2020
Anuncio

Cuando en la Isla de Vancouver Iliya Pavlovic y Asymina Kantorowicz emprendieron su paseo de montaña, como suelen hacer el primer día de enero para celebrar el nuevo año, no tenían idea de que estaban a punto de vivir una de esas anécdotas que no olvidas el resto de tu vida (y que seguramente le contarán a sus nietos en un futuro lejano): el día que Meghan Markle les ayudó a tomarse una selfie.

Así lo cuenta Asyimina Kantorowicz a nuestra hermana anglosajona, la revista People, después de dar la noticia a CTV News Vancouver Island, canal del cual es productora.“Hicimos un pequeño picnic y al terminar tratamos de hacernos unas fotos con el palo de selfie para sacar la vista tan bonita que teníamos detrás. Una mujer nos vio en problemas, se nos acercó y nos preguntó que si queríamos que ella tomase la foto”, aseguró

“Ya reparamos antes en un grupo de gente cerca nuestro, porque normalmente ahí no hay prácticamente nadie”, continuó. Al principio, la pareja no se dio cuenta de que la persona que iba a tomarles la foto en cuestión era la mismísima Meghan Markle. Pero al mirar de nuevo al grupo, Kantorowicz reconoció a la famosa actriz de Suits, quien es la mejor amiga de Meghan, Abigail Spencer, y ahí fue cuando al mirar de nuevo a su espontánea fotógrafa reconoció por fin a la duquesa de Sussex.

“Soy fan de la serie, así que al entender quién era la actriz, volví a mirar a Meghan y me cayó el veinte. ¡Volví a mirar al grupo y me di cuenta de que también estaba el príncipe Harry!” dijo divertida y todavía con cierta incredulidad.

“No daba crédito a mis ojos. Ahí estaba Meghan sonriéndome, esperando a tomar la foto y yo en shock. Lo único que pude decir es los palos de selfie son muy limitados…”. Ella se río y dijo algo como: Tendremos que hacer una buena foto entonces… La pareja también recordó que en ese momento Harry bromeó con su esposa y le advirtió: “No pressure!”

Y así terminó el encuentro según el relato de la asombrada productora: “Fue un detalle muy bonito de la pareja. Si no se hubieran acercado, no nos habríamos dado cuenta que eran ellos. Pero nos vieron en problemas con el palo de selfie y se acercaron… Después me devolvió mi celular y y nos dijo: ¡Feliz Año! Nosotros les dimos las gracias y les felicitamos también”. La sorprendida pareja les dejó continuar su camino sin pedirles una foto, no sabemos si por respeto o porque estaban aún en shock tras el encuentro.

Al preguntarle cómo encontró a Meghan Markle, Asymina Kantorowicz confesó: “Estaba disfrutando de su paseo de Año Nuevo con su amiga y su esposo. Meghan lucía muy feliz y auténtica. Harry y ella se veían realmente contentos, como si fueran una pareja de recién casados. ¡Ojalá hubiera estado ahí el pequeño Archie!”