A través de un comunicado, se confirma que la pareja renuncia a sus roles y títulos de realeza de forma definitiva.

Por Teresa Aranguez
Febrero 19, 2021
Anuncio

Aunque en un principio todo parecía más un tiempo de descanso de palacio que otra cosa, Harry y Meghan Markle han renunciado definitivamente a los roles reales que les ataban a la Casa Real Británica hasta el momento.

"El duque y la duquesa de Sussex han confirmado a su Majestad que no volverán a ser trabajadores de la Familia Real", comienza el comunicado oficial.

El mismo informa de la conversación de ambos con la Reina de esta decisión que les evade, por tanto, de sus responsabilidades y funciones hasta hora llevadas a cabo en su vida pública.

Así lo lee el comunicado oficial que publicaba este viernes el Palacio de Buckingham. El escrito expresaba, además de esta decisión de la pareja, la gran tristeza que esa decisión generaba en la monarca y el resto de la familia.

"Aunque su decisión nos entristece, el duque y la duquesa siguen siendo miembros muy queridos de la familia", reza otra parte del escrito oficial.

Meghan y Harry, quienes esperan su segundo hijo, se han desvinculado por completo de sus responsabilidades reales para poder desarrollar con más paz, tiempo y entrega su vida familiar. Hasta ahora ejercían 'a medio tiempo' algunas de las funciones que se les pedían desde palacio, pero lo de estar a medias tintas no era lo que se esperaba de ellos, según fuentes cercanas a PEOPLE.

Finalmente la pareja ha decidido empezar de cero sin ataduras ni obligaciones de tal envergadura. Han dado prioridad a su vida familiar. Aunque Harry perderá sus títulos militares, permanecerá con la fundación Invictus Games a la que tanto esfuerzo y trabajo ha dedicado.

Por su parte, Meghan seguirá trabajando en varios proyectos benéficos como Smart Works Charity, el cual aporta y desarrolla oportunidades profesionales para las mujeres.