Una fuente aseguró a People que los duques de Sussex tenían "claustrofobia" en el palacio de Kensington .

By Mayra Mangal
April 04, 2019 05:56 PM

Ya es oficial: Meghan Markle y el príncipe Harry se han mudado a Frogomore Cottage, su nueva casa en la campiña inglesa ubicada en las cercanías del castillo de Windsor y donde se espera reciban a su primogénito.

La casona llevaba meses bajo renovación para acoger a los duques de Sussex, a su staff y a la Doria Ragland, madre de la exactriz norteamericana quien la acompañará por un tiempo tras el arribo de la criatura.

“Ellos van a disfrutar mucho en Windsor”, aseguró una fuente a People explicando que a la pareja le urgía salirse del apartamento que ocupaban en el palacio de Kensington desde sus bodas en mayo pasado. “Ellos tienen claustrofobia en el palacio de Kensington”.

Dicho espacio de dos dormitorios era pequeño y en realidad no estaba ambientado para alojar a una pareja, y mucho menos una familia, como la que pronto formarán Meghan y Harry.

Max Mumby/Indigo/Getty Images
Tim Graham/Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Presumo que será agradable salir y escaparse”. continuó la mencionada fuente. “Sin vecinos que son o familia o empleados [de Kensington] ellos ahora tendrán su propia onda”.

La nueva casa de los duques no es solo bella sino histórica y fue construida en los predios del castillo de Windsor en 1684 para ser usada como sitio de residencia de algunos miembros de la realeza del Reino Unido.

Frogmore Cottage tiene un significado muy especial para los duques de Sussex, ya que precisamente en este lugar se llevó a cabo la recepción de su boda el pasado mes de mayo y también fue ahí donde se tomaron las fotos oficiales de su compromiso.

 

Advertisement


EDIT POST