¿Sabías que Meghan Markle no conocía Sussex? ¡Así ha sido su primera visita a la tierra de donde proviene su título.

Por Mayra Mangal
Octubre 03, 2018
Anuncio

Resulta sumamente curioso pensar que aunque desde que se casó con el príncipe Harry, Meghan Markle ostenta el título de duquesa de Sussex, sin embargo ella nunca había puesto un pie en las tierras que dan nombre a su título nobiliario.

Así es, la nacida en California está por cumplir cinco meses de casada y no conocía Sussex. Pero eso eso ya ha sido remediado: este miércoles la duquesa y su marido hicieron su visita oficial al ducado donde fueron recibidos por una multitud, especialmente por chiquitines y admiradores de la familia real británica que empuñando banderitas o flores los recibieron tanto en East Sussex como en West Sussex.

La visita que comenzó en la pintoresca ciudad de Chichester, donde sus admiradores esperaron pacientemente y desde horas tempranas por el arribo de los duques, quienes se trasladaron a dicha ciudad -ubicada a unas 50 millas de Londres- en helicóptero.

La exestrella de Suits, de 37 años, lució radiante con una blusa de seda y falda de cuero en tonos de verde bosque. Para protegerse del clima fresco Meghan se cubrió con un bello abrigo color arena firmado por Armani. Como toque final, la esposa del príncipe Harry lució el cabello recogido y con un mechón colgando coquetamente a un lado del rostro, que es justamente el peinado que usó en la fiesta posterior a sus nupcias.

La reina Isabel II fue quien concedió el título nobiliario a los recién casados tras su boda de mayo 19.

“Amo tanto a Meghan porque realmente tiene brío y energía”, dijo Honor Pennant, una de tantas personas que se alinearon las calles para recibir a la pareja a la revista británica Hello!

Por cierto que durante su visita la duquesa fue objeto de un honor muy especial: mirar de cerca la única de dos copias originales del manuscrito de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, siendo la otra copia la que está en Washington D.C. El documento está resguardado en Edes House, sitio histórico que Meghan y su marido visitaron. “¡Dios mío! ¡Wow! ¿Quién lo diría?”, exlamó Markle al examinar el documento. “Simplemente no lo puedo creer. Me encanta”.