Esta es la divertida tradición que la Reina Isabel mantiene viva entre sus seres queridos y que dio pié a que Meghan Markle quedara como una reina la primera vez que le tocó celebrarlo.

Por Nuria Domenech
Diciembre 23, 2020
Anuncio

Estas fiestas navideñas serán muy diferentes en la mayoría de las familias por culpa de la ola de coronavirus que asola al mundo. Lo mismo sucederá en el hogar de la Reina Isabel.

Este año Sandringham no verá reunirse a la familia real británica, ya que la reina pasará la Navidad en el Castillo de Windsor junto a su esposo, el príncipe Felipe, mientras que el resto de sus familiares lo pasarán en la intimidad de sus propios hogares, debido a las estrictas restricciones por la pandemia.

Prince Harry and Meghan Markle are spotted enjoying a double date with friends Katherine McPhee and David Foster in Santa Barbara.
Credit: Photo © 2020 Backgrid/The Grosby Group

La Reina y su familia tiene por costumbre un original intercambio de regalos a la hora del té el día de Nochebuena y la idea es que cuánto más raros y simpáticos sean, mejor. Cosas baratas que añadan un poco de humor a sus vidas... Por ejemplo: el asiento de piel para el inodoro que la Princesa Anne le regaló a su hermano, el príncipe Carlos, o el kit para hacer crecer a tu propia novia, que Kate Middleton le regaló a Harry cuando estaba soltero, etc.

Después de su compromiso con el príncipe Harry, Meghan Markle ganó muchos puntos con su familia política en el primer regalo que le tocó hacer en este divertido encuentro a su cuñado William, según aseguró nuestra hermana anglosajona People.

Los periodistas Omid Scobie y Carolyn Durand escribieron en su libro Finding Freedom que ese momento era “una audición como ninguna otra antes y Meghan quería impresionara sus futuros parientes de la realeza. El reto más grande para ella fue encontrar los regalos perfectos que divirtieran a su nueva familia”, especificaron los autores.

Meghan William
Credit: Getty Images

“Al menos uno de sus regalos fue un hitazo” y fue una cuchara para William que tenía grabado el título de cereal killer. ¡Al parecer su cuñado arrasa si le ponen delante un bowl de cereales!

Este año Meghan y Harry pasaran las Navidades junto a su bebé y están “emocionados con sus decoraciones de Navidad”, según aseguró una fuente a la revista, en su nuevo hogar de California en Montecito. Mientras, Kate y William pasarán las fiestas en su idílico hogar de Norfolk, Anmer Hall. Según asegura la anglosajona People, ¡ambas familias ya se enviaron entre ellos sus regalos de Navidad!