Meghan Markle reflexiona sobre el racismo y cuenta la discriminación que ha sufrido su madre Doria Ragland por el color de su piel.

Por Lena Hansen
Junio 03, 2020
Anuncio

Meghan Markle participó en el 2012 en una campaña en contra del racismo y su testimonio ha vuelto a resurgir en medio de las protestas en Estados Unidos después de la muerte del afroamericano George Floyd tras ser arrestado por un policía de la raza blanca en Minnesota. Antes de casarse con el Príncipe Harry de Inglaterra, la antigua actriz estadounidense de la serie Suits habló en contra de la discriminación como parte de la campaña I Won't Stand For. "Soy birracial. Mucha gente no puede identificar la mezcla de razas que soy y durante gran parte de mi vida me he sentido como una mosca en la pared", dijo. "Y algunos de los insultos que he escuchado —o los chistes muy ofensivos o los nombretes— me han afectado fuertemente."

También dijo que su madre Doria Ragland ha sufrido discriminación por ser negra. "Hace unos años escuché a alguien llamar a mi madre n....," dice sobre un grave insulto racial en inglés. Meghan dijo sentirse "personalmente afectada por el racismo" y querer mejorar el panorama lleno de retos y obstáculos que enfrentan las minorías de color en Estados Unidos y en el mundo en general.

(OLI SCARFF/AFP via Getty Images)

"Alguna gente me mira y no me ve como una mujer negra o birracial", añadió, lamentando que muchas personas sufren rechazo en la sociedad solo por el color de su piel. La mamá de Archie, de 1 año, el bisnieto de la reina Isabel II de Inglaterra, lamenta que en Estados Unidos aún hay racismo. Markle recordó como su abuelo materno se mudó con su familia de Cleveland a Los Angeles hace décadas. Su abuelo se fue manejando, teniendo que parar por el camino a comer, y viéndose forzado a entrar por la parte de atrás del restaurante o local que visitaba por ser de la raza negra. "Pensé que eso era algo que había quedado en el pasado, pero lamentablemente no es así", dijo sobre la discriminación.

(BEN STANSALL/AFP via Getty Images)

"Me siento muy orgullosa de mi herencia en ambos lados", dijo sobre su familia. "Espero que cuando yo tenga hijos la gente tenga la gente más abierta sobre cómo están cambiando las cosas y entiendan que vivimos en un mundo mixto. Eso definitivamente lo hace aún más bello y más interesante".

Cuando hizo la entrevista junto a Harry para hablar de su compromiso en el 2016, Markle también habló de las críticas que había enfrentado por sumarse a la realeza inglesa siendo ella una mujer de raza mixta. "Al final del día yo me siento muy orgullosa de quien soy y de dónde vengo, y nunca nos hemos enfocado en eso", dijo sobre la negatividad que enfrentaron tras anunciar su boda. "Simplemente nos hemos enfocado en quienes somos como pareja".

(Ben STANSALL - WPA Pool/Getty Images)

Durante una visita a Sudáfrica el otoño pasado, Markle se identificó ante un grupo de sudafricanos, como una "mujer de color" que se sentía "como su hermana".