La mano derecha de Meghan, que "jugó un papel fundamental en el éxito de la boda real el 19 de mayo", acaba de renunciar.
Anuncio

Meghan Markle y el príncipe Harry han perdido una aliada.

La asistente personal de la duquesa de Sussex, de 37 años, conocida únicamente como Melissa, renunció a casi seis meses después de que Meghan se casara con la familia real, según reportan varios medios de comunicación.

Una fuente del Palacio Real, que supuestamente había sido autorizada para comentar sobre el asunto, dijo al Daily Mail que la empleada “es una persona muy talentosa” que “jugó un papel fundamental en el éxito de la boda real el 19 de mayo”.

gettyimages-1052321922.jpg

El Palacio Kensington fue contactado por la revista People pero se negó a comentar sobre lo sucedido.

En febrero, a Meghan se le dio su primera empleada dedicada, Amy Pickerill, quien se trasladó de la operación de prensa del Palacio de Kensington a la oficina de personal del Príncipe Harry, de 34 años.

Con el nuevo título de subsecretaria privada del Príncipe Harry, ella brinda apoyo a Meghan durante sus salidas públicas y su trabajo oficial.

meghan_3.jpg

El nuevo informe llega un mes después de que Meghan y Harry anunciaron que estaban esperando su primer hijo.

Poco después de que se anunciara la feliz noticia al comienzo de su primera gira real en Australia, una fuente dijo a PEOPLE que Meghan se había sometido a su ultrasonido de 12 semanas y se estaba “sintiendo bien”.

Si bien no está claro si la posición de asistente de Meghan Markle se volverá a abrir, seguro muchos quisieran ese puesto, solo tendrán que aceptar los cambios de humor de una mujer embarazada. ¡Nada mal!