Meghan Markle habla sobre el duelo de perder su segundo embarazo en julio. "Sabía mientras sostenía a mi primogénito, que estaba perdiendo a mi segundo hijo", reveló sobre esta traumática vivencia.

Por Lena Hansen
Noviembre 25, 2020
Anuncio

Meghan Markle rompió el silencio sobre el dolor que ella y el príncipe Harry han sufrido tras perder a su segundo bebé en julio. En un ensayo que escribió para el diario New York Times, reveló que sufrió un aborto espontáneo en el verano. La pareja quería darle un hermanito o hermanita a su hijo Archie, de 15 meses, pero Meghan perdió su segundo embarazo en su casa de Santa Bárbara, California.

Esa mañana todo parecía normal. Meghan preparó el desayuno, caminó a sus perros, se tomó sus vitaminas, y le cambió el pañal a su hijo Archie. Sin embargo, de pronto sintió un dolor profundo. "Caí al piso con él en mis brazos, tarareando una canción de cuna para calmarnos a los dos", recuerda. "Yo sabía mientras sostenía a mi primogénito que estaba perdiendo a mi segundo hijo".

Credit: (Karwai Tang/WireImage)

El duelo ha sido terrible para ella y su esposo, quienes lloraron juntos en el hospital después de la pérdida. "Perder un hijo significa cargar un dolor casi insuperable, que muchas personas han experimentado pero pocos hablan de eso", añadió. El príncipe Harry, de 36 años, estuvo a su lado consolándola y agarrándole la mano. "Traté de imaginar cómo podríamos sanar", recuerda.

Meghan, de 39 años, cuenta que muchas mujeres pierden sus embarazos, pero pocas parejas hablan sobre el dolor de perder un hijo por que el tema sigue siendo tabú y muchos sienten vergüenza. Compartir su historia con sus familiares —y ahora con el resto del mundo— los está ayudando a sanar, asegura ella.

Credit: (Dominic Lipinski - WPA Pool/Getty Images)

La llegada del Día de Acción de Gracias los hizo reflexionar y considerar que este era el momento correcto para compartir esta vivencia.

Credit: (Toby Melville - Pool/Getty Images)

La Duquesa de Sussex recordó la famosa pregunta del presentador de televisión Tom Bradby. "¿Estás bien?" le preguntó él en medio de su ajetreada gira por Sudáfrica con el príncipe Harry en el 2019. Meghan asegura que esa pregunta también la ha ayudado a sanar.

“Sentada en una cama de hospital, viendo cómo se rompía el corazón de mi esposo mientras trataba de sostener los pedazos rotos del mío, me di cuenta de que la única forma de comenzar a sanar es primero preguntar: '¿estás bien?'”, escribió Meghan.

Esta temporada festiva de Navidad y fin de año será muy diferente en el 2020, reconoce ella, por todos los estragos que ha traído la pandemia del coronavirus. Muchas familias han perdido a seres queridos o tienen familiares enfermos y tendrán que pasar las fiestas separados. Por eso ella pide que en medio de esta "nueva normalidad", nos miremos a los ojos y le preguntemos a nuestros seres queridos si realmente están bien. "Por primera vez en mucho tiempo, como seres humanos, nos estamos viendo realmente", concluye su emotivo ensayo. "¿Estamos bien? Lo estaremos".