May 22, 2018 12:34 PM

A solo tres días de su boda, la flamante duquesa de Sussex, es decir, Meghan Markle, apareció radiante y como toda una lady en su primer acto público como esposa del príncipe Harry.

Vestida de punta en blanco, la pareja se dejó ver muy sonriente en la fiesta del cumpleaños número 70 del príncipe de Gales, padre de Harry, que se celebró este martes en el palacio de Buckingham, en Londres.

Markle, de 36 años, deslumbró con un precioso vestido de crepé de seda color rosa pálido de la marca Goat, que complementó con sombrero, bolso tipo clutch y zapatillas a juego. Por su parte, Harry, de 33, llegó vestido de frac, con sombrero de copa y un elegante paraguas, y luciendo muy, pero muy contento.

Getty
Chris Jackson/Chris Jackson/Getty Images

Meghan apareció radiante, charlando y riendo divertida con su suegro y su esposa, Camilla Parker Bowles, duquesa de Cornwall.

La fiesta se realizó en los jardines del palacio y ahí se rindieron honores al príncipe Carlos por sus obras benéficas, sus afiliaciones y servicio militar y las iniciativas caritativas que comanda. También se recordó a las víctimas del atentado ocurrido hace un año en un estadio de Manchester durante un concierto de la cantante Ariana Grande.

La aparición de los novios a tres días de su boda no sorprende, pues hace días se había confirmado ya que los duques no iniciarían aún su luna de miel. “La pareja partirá en su luna de miel, pero no de inmediato”, dijo el portavoz del palacio de Kensington, Jason Knauf. “Tendrán su primer compromiso como una pareja casada en la semana posterior a la boda”. Se espera que su viaje de novios tenga lugar en África.

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST