La residencia que habitan los duques de Sussex en Beverly Hills está a solo cinco minutos de la casa de la cantante británica. ¡Según fuentes ya son grandes amigos!

Por Mayra Mangal
Mayo 18, 2020
Anuncio

La nueva residencia de Meghan Markle y el príncipe Harry en Los Ángeles les ha traído muchos retos. Por un lado, múltiples fuentes indican que el nieto de la reina Isabel II echa de menos su vida anterior. Y por otro, están los reportes que indican que la pareja ha tenido que colocar vallas alrededor de la mansión que están alquilando en Beverly Hills para poder estar tranquilos y aumentar la privacidad de su hijo, Archie.

Sin embargo, no todo es complicado para los duques de Sussex, pues al parecer la pareja ha encontrado en su nuevo barrio a una aliada y amiga, y es nada más ni nada menos que la cantante Adele.

El origen de la amistad no quedaría claro aún. Podría ser que la ex "gordita" también es expatriada de la Gran Bretaña y ahí han encontrado algo con qué identificarse. O es quizá el hecho de que la estrella es mamá y ya se las sabe todas en el vecindario a la hora de salir con su hijo, Angelo Adkins, de 7 años.

"Adele vive a cinco minutos de Harry y Meghan y han intercambiado notas sobre el área [en que viven]. Adele adora el barrio", comentó una fuente al diario The Mirror. "Ella también les ha recomendado la escuela preescolar de su hijo, Angelo, y otros sitios discretos a los que pueden llevar a Archie, donde no serán bombardeados por los admiradores".

"Los tres se llevan superbien. Meghan admira el modo en que Adele ha logrado estar fuera del foco de atención, a pesar de ser una estrella tan grande", prosiguió dicha persona. "Y es una gran admiradora de su álbum 21, que según dice la ayudó a recuperarse de su divorcio de Trevor Engelson".

Adele forma parte de un grupo de celebridades, como Cameron Díaz y Jennifer Lawrence (aquí fotografiadas con ella en el 2018), residentes en Los Ángeles, que intentan mantener un bajo perfil a pesar de su fama mundial.

Trabajadores instalando hace unos días una valla de privacidad alrededor de la mansión que habitan los duques en Beverly Hills y que anteriormente era residencia del cineasta y actor Tyler Perry.

Los duques se han dejado ver por el barrio repartiendo despensas para ayudar a la población por la crisis de la COVID-19.

Credit: Mega/The Grosby Group

Al parecer Meghan y Harry conocieron a la intérprete de "Hello" hace dos años en un evento comunitario a beneficio de las víctimas del incendio de la Grenfell Tower de Londres.

La cantante de 32 años vive en una residencia valuada en unos $9.3 millones, mientras que los duques viven en la antigua residencia de Perry –intérprete y creador de la saga Madea— valorada en unos $18 millones.

La pareja se mudó a dicha mansión en marzo, tras su breve paso por Canadá, país que los acogió tras su salida de la familia real a finales de dicho mes.