Meghan Markle, duquesa de Sussex, hace un viaje sorpresa a Nueva York para aplaudir a su amiga Serena Williams en la final del US Open.

By Mayra Mangal
September 06, 2019 11:29 AM

Meghan Markle, duquesa de Sussex, no deja de sorprender. Este viernes por la mañana la esposa del príncipe Harry realizó un viaje de último momento a Nueva York para acudir al Abierto de Tenis de Estados Unidos y apoyar a su amiga del alma Serena Williams.

Fuentes confirmaron a People que la duquesa, de 38 años, abordó un vuelo comercial en Londres. Meghan hizo el viaje a solas dejando a su marido, el príncipe Harry, y a su adorado hijito Archie en Windsor.

Se espera que el viaje relámpago de Meghan dure hasta el domingo. "Es un viaje de último momento", aseguró una fuente a The New York Times. "[Meghan] está emocionada de apoyar a su amiga y luego regresar [a casa]".

Y ni sueñen con hacerse un selfie con la duquesa. Como recordaremos, durante el verano Meghan se dio una vuelta por el torneo de tenis de Wimbledon, en Londres, donde los fans decepcionados vieron cómo la doña evitó a toda costa que la gente le estuviera haciendo fotos en las gradas.

"[Meghan] vendrá con al menos dos policías que la protegerán", contó una fuente a PageSix sobre las medidas de seguridad que se están tomando para su visita al US Open, que tiene lugar en el condado de Queens. Aún así, como admite dicha persona, eso no detendrá a los curiosos a la hora de intentar fotografiarla o hacerle un video. "No podrán detener a los chismosos de tomar fotos".

Kevin Mazur/Getty Images for DirecTV

Serena Williams disputará este sábado la final de mujeres en contra de Bianca Andreescu en lo que podría convertirse en su título número 24 del Grand Slam y lógicamente Meghan quiere estar ahí para aplaudirla en su gran momento.

La amistad entre ambas germinó hace casi una década cuando se conocieron en una fiesta del Super Bowl en 2010. Desde entonces se han mantenido en contacto y luego con la maternidad y sus respectivos matrimonios ambas se acercaron. Serena estuvo en la boda real y ayudó a organizar el baby shower de Meghan que precisamente se llevó a cabo en la Gran Manzana. Y Meghan, en turno, ha tratado de aplaudir los triunfos en las canchas de su amiga cada vez que tiene oportunidad. Como ahora.

Advertisement