La gimnasta olímpica McKayla Maroney reveló haber sido víctima de abuso sexual durante lo años que fue deportista.

By Andrés Rubiano
October 18, 2017 01:54 PM

La recordada gimnasta olímpica estadounidense McKayla Maroney, de 21 años, reveló a través de sus redes sociales que fue víctima de abuso sexual desde que tenía tan solo 13 años.

Maroney, quien hizo parte del equipo femenino que consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, aseguró que por años fue víctima de abusos de parte del doctor Larry Nassar, quien trabajó cerca de tres décadas con el equipo médico de la Federación de Estados Unidos de Gimnasia y ahora enfrenta acusaciones de más de 125 mujeres por acoso sexual.

“El silencio le ha dado poder a las personas equivocadas por mucho tiempo y es tiempo de retomar el poder”, lee parte del mensaje de la joven y al que añadió el hashtag #MeToo, con el cual mujeres alrededor del mundo están revelando sus casos personales de abuso sexual.

McKayla Maroney
KAZUHIRO NOGI/AFP/Getty

“El doctor Nassar me dijo que estaba recibiendo ‘tratamiento necesario que él había dado a pacientes durante los últimos 30 años’. Todo inició cuando tenía 13 años de edad, en mi primera concentración de entrenamiento en Texas con el equipo nacional, y no terminó hasta que dejé el deporte. Parece que cada vez que este hombre tenía la oportunidad yo necesitaba ‘tratamiento’”, asegura parte de su revelador testimonio. “Pasó en Londres justo antes de que mi equipo ganara la medalla de oro y pasó también cuando gané mi medalla de bronce”.

“La noche más aterradora de mi vida pasó cuando tenía 15 años. Viajé todo el día y noche con el equipo hacia Tokio. Durante el vuelo él me dio una pastilla para dormir, lo siguiente que recuerdo es que estaba a solas en su habitación de hotel recibiendo un ‘tratamiento’. Pensé que iba a morir esa noche”, agrega el desgarrador relato de la chica.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Nassar, quien fue el encargado de cuidar la salud de las gimnastas más reconocidas de Estados Unidos durante las últimas Olimpiadas, enfrenta 22 cargos criminales en primer grado por abuso sexual y de ser encontrado culpable podría recibir una condena de cadena perpetua. Hasta el momento, la Maroney y la gimnasta Jamie Dantzscher, medallista en Sidney 2000, son las únicas gimnasta olímpicas que han acusado públicamente Nassar.

Advertisement


EDIT POST