La actriz reconoce que los celos le han jugado más de una mala pasada, por eso prefiere no acompañar a Eduardo Santamarina a eventos. "Ojos que no ven, corazón que no siente".

Por Teresa Aranguez
Junio 26, 2020
Anuncio

Son felices, de eso no cabe la menor duda. Pero como la perfección no existe en ninguna relación, Mayrín Villanueva reconoce que los celos forman parte de la suya, mucho más antes que ahora, eso sí.

"Como es tan cariñoso, abrazador, a todo el mundo besuquea, a todo el mundo apapacha, entonces yo al principio me quería aventar por la ventana y decía: '¿por qué abrazas tanto? ¡Se van a confundir!", recordó de esos primeros tiempos junto a Eduardo Santamarina en su entrevista con Chiquinquirá Delgado en El break de las 7.

Ahora parece que la cosa se ha ido afianzando pero todavía los siente. De vez en cuando reconoce que le tiene que dar un toque a su señor esposo al que se le van los ojos. "Sí, claro que tengo mis momentos de celos y le digo ¡ay, por qué estás viendo así!", dijo sin esconderse.

Sentir celos no es un sentimiento precisamente agradable por eso con el paso de los años ha decidido combatirlos de una forma inteligente porque si no, probablemente no estarían juntos. Para evitar que se le vaya de la mano, la actriz tomó una decisión, no acompañarle a estrenos ni eventos en exceso.

"Tengo años de no aparecerme en nada...Lo dejo ser, se va de viaje, trabajo, llega y no tenemos ningún problema, entonces ojos que no ven, corazón que no siente. Yo por mi que siga esto fluyendo y que pase lo que tenga que pasar porque es la única manera, esos celos es una cosa que estorba muchísimo en la relación", dijo con la madurez que le dan los años.

Ese es el acuerdo, juntos pero no revueltos. Y parece que les funciona porque la parejita ya lleva unida más de una década. Así que tomamos nota.