A diez años de su sonado divorcio con el actor mexicano, la actriz mexicana confesó que aún estaba viviendo con Poza cuando comenzó a salir con su actual pareja Eduardo Santamarina.

Por Moisés González
Agosto 16, 2018
Anuncio

La separación de Mayrín Villanueva y Jorge Poza tras la aparición de una tercera persona, Eduardo Santamarina, de quien la actriz mexicana se enamoró durante las grabaciones de la telenovela Yo amo a Juan Querendón mientras estaba casada con Jorge, fue uno de los escándalos más sonados del 2008 en el mundo del entretenimiento en México. Si bien en ese momento se dijeron muchas cosas, no fue hasta ahora, diez años después, que Mayrín decidió hablar por primera vez y en televisión nacional de este polémico asunto que tantos titulares acaparó. Lo hizo este miércoles en una entrevista exclusiva para el programa de televisión mexicano Hoy, donde la que fuera villana de la exitosa telenovela de Televisa Mi corazón es tuyo (2014) reconoció que le fue infiel a su exesposo.

“Sí, definitivamente nos separamos porque yo empecé a andar con Eduardo”, afirmó la actriz.

Villanueva, sin embargo, dejó claro que no fue la única que fue infiel en el matrimonio.

“Yo creo que lo importante es reconocer lo que está pasando y pues aceptar las cosas como son y afrontarlas y pues hablamos y Jorge también tuvo una relación. Pero Jorge y yo siempre fuimos muy sinceros y los dos hablábamos de las cosas. No hubo algo que descubrir o que fue un engaño, pero fuimos infieles finalmente porque estás dentro de una relación. O sea yo estaba viviendo con un persona y estaba saliendo con Eduardo”, se sinceró Villanueva.

Haber vivido esa situación no es algo que enorgullezca a la intérprete de 47 años.

“No es algo de lo que me enorgullezca, así pasaron las cosas. No es que sea lo correcto, creo que lo correcto es terminas una relación y entonces ya después puedes empezar [otra]”, reconoció.

La actriz, que lleva diez años de relación con Santamarina, también habló de su relación actual con Eduardo y confirmó que, a pesar de no haber ninguna bronca entre ellos, siguen tomando terapia de pareja.

“Sí, seguimos tomando terapia. No hay ninguna bronca. El tener una terapia de pareja para mí ha sido un superdescubrimiento porque aprendí a conocerme más yo que a él. Sales mucho más enamorada, descubres cosas maravillosas de la otra persona”, aseguró.