A días de firmar su divorcio del cantante, la empresaria recibió otro importante golpe, esta vez material.

Por Moisés González
Julio 23, 2018
Anuncio

2018 está siendo un año especialmente difícil para Mayeli Alonso, la ya exesposa de Lupillo Rivera. La empresaria ha perdido muchas cosas importantes en los últimos meses, tanto a nivel profesional como personal, entre ellas su feliz matrimonio de años con el hermano de la fallecida cantante Jenni Rivera. Pero como bien dicen las desgracias desafortunadamente nunca vienen solas. A días de firmar su divorcio, Mayeli acaba de sufrir otro duro revés, esta vez material. Y es que su nueva casa, esa que estaba remodelando con tanto esfuerzo y en la que comenzaría una nueva vida junto a sus hijos tras separarse de Lupillo, se le inundó el pasado fin de semana.

“En la cocina parecía que estaba lloviendo, o sea, se reventaron las pipas del piso de arriba y toda la cocina estaba inundada, toda la sala estaba inundada. Era un desastre. Era algo tan triste que en ese momento no sabía qué hacer. Es la primera vez en mi vida que no sabía qué hacer. Estaba en shock. Sentía que mi casa se iba a caer. Sentí que mi trabajo se estaba cayendo, que mi casa, que lo que yo traté de tener siempre se me estaba cayendo”, contó Mayeli visiblemente afectada durante una transmisión en vivo que realizó a través de Instagram.

La empresaria informó que como consecuencia de la inundación muchas cosas de la casa, entre ellas el piso de madera que acababa de poner, quedaron completamente inservibles.

“El piso se estaba levantando. Los gabinetes de mi cocina se despegaron, se les levantó la pintura, el techo pues quedó inservible, muchas cosas ya no sirven”, explicó.

Lo sucedido dejó en shock por unos minutos a Mayeli, que no sabía cómo reaccionar ante la ‘desgracia' que estaban presenciando sus ojos. “En serio yo estaba en shock, perdida. Por un segundo me perdí. No hallaba qué hacer”, se sinceró la exesposa de Lupillo, quien afortunadamente no se encontraba sola en el momento que sucedió todo. “Las personas que estaban conmigo me ayudaron, créanme que gracias a Dios que puso a esas personas en mi vida, en mi camino porque supieron guiarme a lo que tenía que hacer”.

A pesar de que las pérdidas materiales fueron cuantiosas, lo sucedido dejó una importante lección a Mayeli, que la empresaria se encargó de compartir a través de las redes sociales.

“Me di cuenta de que hay mucha gente que me quiere, que está conmigo, que me apoyan más que nada y que no me juzgan y que tengo pura gente chingona a mi alrededor, tengo un equipo de trabajo bien chingón, tengo mis amigas y mis amigos que son lo máximo, tengo gente que me quiere, tengo a mis hijos sanos. ¿Qué mas da que se caiga la p* casa? Sí, es triste, pero está bien, no pasa nada”, concluyó.