La empresaria Mayeli Alonso asegura que donará dinero y provisiones a afectados por la crisis del coronavirus tras recibir un alud de solicitudes a su oferta de dar una mano a quien lo necesite.

Por Isis Sauceda/Los Angeles
Abril 09, 2020
Anuncio

Luego de recibir incontables mensajes de sus seguidoras compartiendo historias sobre lo difícil que ha sido sobrellevar la situación económica debido a la pandemia, Mayeli Alonso se dio a la tarea de ayudar como pudiera.

La semana pasada, tras anunciar en sus redes sociales que brindaría apoyo a quien lo necesitara, recibió cientos de mensajes de sus seguidores pidiendo ayuda. Al principio muchos creyeron que brindaría trabajo a través de sus diversas compañías, pero Mayeli confiesa que eso fue imposible debido a que no tiene vacantes en sus negocios.

En su lugar, aseguró, hará aportaciones económicas.

“Como empresa, siempre hemos creado un fondo de ayuda para ciertas cosas, como para [el día] de Acción de Gracias, Navidad. Tenemos un buen fondo de dinero para apoyar a la gente monetariamente. Tampoco voy a dar millones de dólares, pero sí es un buen dinero que va a ayudar a muchas familias”, dijo a People en Español.

“He aprendido algo en todo este tiempo, no todo lo que tenemos es para siempre. Un día tu puedes estar arriba y un día vas a estar abajo y el día que estás abajo es cuando recibes todo lo que haces cuando uno está bien y yo estoy creando un buen karma para mí y para mis hijos porque sí puedo hacerlo”, comentó. “Me siento muy contenta porque puedo hacer algo ahorita, de que estoy en el lado en el que puedo ayudar, tal vez en un futuro yo voy a estar en el lado de que me van a ayudar y así es. Ahorita es cuando uno tiene que demostrar que ayuda y despertar una tendencia de ayuda”.

Mayeli aseguró que ha recibido un sinfín de correos electrónicos de personas que no precisamente están pidiendo la ayuda para ellos, sino para otras personas que por su estatus legal no pueden recibir ayudas públicas como el desempleo.

“Mucha gente no estaba preparada. [Uno] puede decir: ‘Puedo vivir unos tres, cuatro meses bien y no pasa nada’, pero hay gente que realmente vive al día. Que si tienen que comprar en su despensa $200 más, dejan de comer o dejan de andar en su carro y pagar su gasolina por comer, o [no alcanzan a pagar] la renta por comer”, explicó. “Tenemos que seguir fuertes con Dios, seguir orando, seguir de rodillas es la única manera que yo pienso que podemos vencer esto. Estando unidos, apoyándonos, siguiendo las instrucciones, las leyes y normas de salud”.