Tras el funeral celebrado ayer, la princesa noruega se pronunció al fin acerca de la muerte de su exmarido, Ari Behn, quien se quitó la vida el día de Navidad y con quien estuvo catorce años casada: "Fuimos testigos de cómo desapareciste poco a poco...". Aquí puedes leer el conmovedor mensaje de la mujer que tanto luchó por su amor frente a la familia real y a quien tristemente nadie pudo salvar de sus demonios.

By Nuria Domenech
January 04, 2020 08:57 AM

Tras el funeral celebrado ayer en memoria de Ari Behn, la princesa Marta Luisa de Noruega se pronunció por primera vez después de conocerse la desgarradora noticia del suicidio de su exmarido. Antes de que Marta Luisa rehiciera su vida con Durek Verrett, el gran ausente durante el funeral, la pareja tuvo tres hijas, fruto de sus catorce años de matrimonio: Maud Angelica, Leah Isadora y Emma Tallulah, de 16, 14 y 11 años respectivamente.

Estas fueron las palabras que la princesa noruega compartió en su primer post de Instagram tras la tragedia: “Querido Ari, se suponía que íbamos a celebrar juntos las Navidades. Estábamos deseando y ahora estamos infinitamente tristes por tu pérdida, ya que para tus hijas eras ese papá gracioso, cálido, sabio y bueno al que extrañan terriblemente”, dijo bajo uno de los retratos del polémico artista quien sufría depresión crónica.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETIN

“Echamos de menos tus comentarios chistosos, tus sensibles puntos de vista, tu tono poético, el exceso de cumplidos y el enorme amor que sentías por ellas. Ahora dejaste un gran vacío, porque nadie podrá ocupar nunca tu lugar frente a nuestras hermosas niñas. Es tan doloroso pensar que nos dejaste… Sentimos a la vez un hondo dolor y una profunda tristeza”, añadió.

“Una enfermedad invisible acabó contigo paso a paso, porque así sucede cuando falla la salud mental. Fuimos testigos de cómo desapareciste poco a poco, pero nos agarramos a la esperanza de verte mejor algún día. Tu familia luchó por ti y estuvo siempre a tu lado”, aseguró.

Y la princesa Marta Luisa terminó con una frase que solía decir Ari Behn: “Te extrañamos demasiado y seguiremos haciéndolo, Ari. Me duele mucho que nunca llegaras a comprender lo amado que fuiste… Espero que los que quedamos aquí tengamos la delicadeza de hablarnos bien, de alabarnos entre nosotros. Porque solo tenemos una vida para compartir lo agradecidos que estamos los unos por los otros y la belleza que vemos en el prójimo. Te pensaremos con amor, Ari, y continuaremos con nuestra vida recordando tus palabras: Cada día es una fiesta y tú eres una joya

Advertisement