Tras meses de fuerte pleito legal y mediático por el bienestar de su hijo, Matías, todo parece indicar que el conflicto de la expareja está llegando a su fin.

Por Moisés González
Enero 09, 2018
Anuncio

Tras meses de fuerte pleito legal y mediático por el bienestar de su hijo, Matías, todo parece indicar que el conflicto entre Julián Gil y Marjorie de Sousa está llegando a su fin. Al menos eso es lo que deja entrever la actitud conciliadora que ha mostrado en los últimos días el actor de origen argentino, quien ha asegurado estar más que dispuesto a tener un acercamiento con la madre de su hijo. De hecho, la expareja pudo entablar por primera vez una conversación desde que se iniciara todo este proceso la semana pasada cuando ambos acudieron al Instituto de Ciencias Forenses de Ciudad de México para realizarse la prueba de ADN.

“Hablamos sí, por primera vez creo que en el proceso, hablamos. Fue una conversación muy corta donde sí se hizo de parte mía un acercamiento para ya empezar a llevar un diálogo mejor y si Dios quiere se pueda lograr. De mi parte estoy totalmente dispuesto por el niño sobre todas las cosas a que de alguna manera termine todo esto ya”, reconoció recientemente el actor de 47 años en entrevista exclusiva para el programa de televisión mexicano Ventaneando.

Según Gil tanto él como Marjorie estuvieron de acuerdo “en que sí era inteligente de alguna manera sentarnos a hablar ella y yo solos”.

A pesar de todo lo que se ha comentado en los medios de comunicación en los últimos meses respecto al origen de su hijo Matías, el actor dejó claro una vez más que no tiene ninguna duda de que él es el padre del bebé.

“Estoy seguro de que el niño, como siempre he dicho, es mío. Va a salir positivo y entonces, ¿qué más vamos a seguir peleando? Yo obviamente seguiré de alguna manera exigiendo que se me dé tiempo de calidad y es todo lo que va a pasar”, afirmó el actor, quien confirmó que los resultados de la prueba de ADN se harán públicos. “Claro que sí. La gente lo va a saber”.

Cansado y desgastado emocionalmente, Julián no está dispuesto a seguir hablando del tema ante los medios de comunicación.

“Ya no quiero hablar. Yo creo que ya todo lo que he tenido que decir lo he dicho, entonces yo creo que ya le toca hablar y dar explicaciones a otras personas. Yo llevo nueve meses diciendo lo mismo y me siguen preguntando lo mismo entonces yo creo que de alguna manera ya no tengo mucho que decir”, concluyó el que fuera villano de la exitosa telenovela Hasta el fin del mundo.