Después de las acusaciones de la hermana de su expareja, la actriz venezolana se ha defendido públicamente de los insultos contra su persona.

By Teresa Aranguez
December 06, 2019 05:29 AM

Después de unos días callada, Marjorie de Sousa ha reaccionado contra las duras palabras de la que fue su cuñada, Patty Ramosco, en las que la acusaba de ser una “vividora, descarada y oportunista” por interponerse en la relación entre su hermano Julián Gil y el pequeño Matías.

Unos insultos que no está dispuesta a permitir y a los que ha puesto un parón con unas declaraciones muy claras y contundentes. “En septiembre cumplo veinte años de carrera y eso habla mucho más que cualquier otra cosa que quieran poner en mi contra”, dice por si alguien no se había enterado.

“Mi trabajo habla por sí solo, yo sigo dando lo mejor de mí porque Diosito me puso en esta vida para hacer esto y para llevar a sus corazones cosas bonitas”, prosigue.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ante la pregunta de qué mensaje mandaría a la hermana de Julián, contestó con un “les mando bendiciones” y un beso al aire. Ella prefiere no recurrir al insulto para contraatacar o defenderse. “Es que no tengo que callar bocas”, expresó segura. Aprovechó para agradecer a su madre, la mujer que le enseñó a ser fuerte y echar hacia adelante.

“Gracias a mi madre que me parió y a mi padre que está en el cielo; les doy las gracias porque sigo de pie”, añadió emocionada. Su intención no es que la entiendan, “nadie lo puede entender, solo tú lo vives”, sino seguir trabajando duro por su hijo, Matías, y por ella misma, lo demás el tiempo lo dirá.

Advertisement