La venezolana Marjorie de Sousa acude un viernes más a los juzgados acompañada de su pequeño Matias y rodeada de flashes

Por teresaarangueztimeinc
Septiembre 02, 2017
Anuncio

Como toda una madre coraje, Marjorie de Sousa no se esconde y ha vuelto a los juzgados por la puerta de adelante acompañada de su gran amor, su pequeño Matías.

Los cientos de flashes se agolpaban en la puerta esperando a la modelo venezolana aparecer una semana más. Lo hacía con la cara muy alta y abrazada a su hijo, su mayor apoyo y talismán en estos duros momentos.

La que fuera pareja de Julián Gil acudía el viernes a los Tribunales de lo Familiar en la Ciudad de México para la convivencia que tenían padre e hijo. Sin embargo, el actor no se presentó ya que contaba con el permiso del juez por asuntos laborales que le impedían estar allí (Julián está grabando en Perú).

A la pregunta en la puerta de los juzgados de cómo se sentía personalmente, la también actriz esbozó una tierna sonrisa mientras mecía a su bebé y contestó. “Cuando uno está con Dios nada malo te puede pasar”, explicaba a las cámaras allí presentes bajo la supervisión de su abogado.

El sentimiento de madre ha ayudado a la venezolana a defender con garras y dientes a su hijo. “Cuando una es madre se convierte en un león, así que aquí estoy con mi enano luchando por él”, aseveró.

Fue muy directa y con una palabra dercribió lo que reina actualmente en su vida y su corazón. “Tranquilidad para estar bien con mi hijo”. Marjorie se despidió dando las gracias y abrazada a su pequeño que estaba protegido en una gigante manta grisácea que impedía que se viera su carita.

Según Univisión el próximo 7 de septiembre la expareja volverá a verse las caras en los tribunales para finalmente llegar a un acuerdo sobre la pensión alimenticia y el régimen de visitas del actor a su hijo.

Julián y Marjorie vivieron una preciosa historia de amor que hace menos de un año estaba viva, incluso protagonizaban la portada de nuestra revista esperando al pequeño Matías. Los entonces enamorados llegaron a estar comprometidos y juntos vivieron la llegada de su primer hijo el 27 de enero. A partir de ahí todo cambió y ahora no median palabra. Esperamos que el tiempo ponga todo en su lugar.