En su nueva vida como judía ortodoxa, la retirada actriz –antes conocida como Maritza Rodríguez– solo puede comer comida kosher.

Anuncio

En su nueva vida como judía ortodoxa, Sarah Mintz –antes conocida como Maritza Rodríguez– solo puede comer comida kosher, esto es la comida permitida dentro de la ley judía.

"La comida kosher no la consigo en cualquier restaurante ni nada, entonces cuando yo hago estos paseos o voy de viaje tengo que llevar la comida para que podamos comer", confesaba la retirada actriz colombiana en un vídeo que compartió en su canal de YouTube.

¿Pero qué puede y qué no puede comer ahora la que fuera villana de exitosas telenovelas como Acorralada, El rostro de Analía y Marido en alquiler?

En lo que a animales mamíferos se refiere, Sarah solo puede alimentarse de la carne de los rumiantes que tienen la pezuña partida, como la vaca.

El conejo, por ejemplo, que no tiene la pezuña partida o el cerdo, que solo tiene un estómago, no puede comérselos.

La retirada actriz tampoco puede alimentarse de mariscos ya que en lo que respecta a los animales marítimos la ley judía solo permite comer aquellos que tienen aletas y escamas.

No obstante, no solo importa que el animal en sí sea kosher ya que también influye la manera en la que se preparó el alimento e, incluso, la forma en la que murió el animal.

Según recoge un amplio reportaje elaborado por el diario La Razón en 2018 acerca de la comida kosher, hay una serie de reglas que deben cumplirse para saber si el producto final es kosher, entre ellas que el animal del que se tome la carne no esté enfermo ni haya tenido una muerte violenta, así como tampoco está permitido comer ciertas partes del animal, como el hígado.

Otra prohibición muy fuerte dentro de la ley judía es mezclar la leche y la carne, de forma que una hamburguesa con queso, que es un derivado de la leche, por ejemplo, no estaría permitida.