Con los ojos brillosos de la emoción, la conductora de Al rojo vivo leyó a sus seguidores la emotiva carta que dedicó a su hijo antes de dejar el hogar para comenzar la universidad.

Por Teresa Aranguez
Agosto 01, 2020
Anuncio

Hay varios momentos que marcan la vida de una madre pero hay uno en especial que deja una sensación agridulce en el corazón. Se trata de la marcha de los hijos a la universidad. Es su primera aventura fuera del hogar, una alegría pero también tristeza porque significa salir del nido.

Nuestra querida María Celeste Arrarás, que lo ha vivido en su propia piel, quiso dirigirse a todos esos padres que como ella en su día ahora hacen frente a esta separación.

Y lo ha hecho como solo ella sabe, abriendo su corazón y compartiendo una carta cargada de sentimiento que escribió a su hijo Julián antes de partir a su nueva vida. "Una carta íntima y personal para encaminar a nuestros hijos que se puede pasar de generación en generación", escribió en su perfil de Facebook, donde la leyó con gran emoción para todos sus seguidores.

"Lo acompañé a instalarse en su dormitorio y le dejé esta carta sobre su cama", empieza con mucho cariño. "Es una carta que él atesora tremendamente". En ella se recogen los consejos que los padres quieren dar a sus hijos en este momento tan crucial en sus vidas.

María Celeste hizo una mención muy especial a su papá y cómo ahora entiende más que nunca esa nostalgia, a la vez que alegría, que sintió al verla partir rumbo a su nueva vida. Su progenitor le había dejado una carta que sirvió de motor para una jovencísima estudiante de comunicación por aquel entonces. Así que ella quiso hacer lo mismo.

"Mantén la esencia de quien eres y mantén siempre tu lado humilde y de buen corazón. No dejes que la vida te endurezca pero tampoco confíes ciegamente porque el mundo en el que estás entrando muchas veces te va a defraudar", dice una parte del escrito de la periodista, madre de tres hijos.

En este video que María Celeste ha colgado en Facebook se puede escuchar el contenido al completo. Unos mensajes dignos de ser escuchados y transmitidos a los jóvenes estudiantes que arrancan su sueño.

Contemplar a la periodista leerla con tanto sentimiento nos ha emocionado profundamente pues de ella se desprende ese amor tan puro e incondicional que solo nace de una madre. Gracias, compañera, por compartir tan entrañable tesoro.