El marido de la cantante Anahí es señalado en una auditoría por el desvío de 685 millones de pesos durante su período como gobernador del estado de Chiapas.

By Mayra Mangal
July 10, 2019 01:07 PM

Manuel Velasco, marido de la cantante Anahí, está en el ojo del huracán luego de que en México se destapara una explosiva auditoría donde se revela el desvío de millones de pesos durante el período en que él fue gobernador del estado de Chiapas.

Durante el gobierno de Velasco desaparecieron 685 millones de pesos del presupuesto público. Es decir unos $35.5 millones de dólares. El dinero estaba destinado a ayudar a madres solteras de bajos recursos, entre otros programas.

Sin embargo, los millones se disolvieron en una serie de empresas fantasma, según encontró Juan Manuel Portal, de la Auditoría Superior de la Federación. En 2017 su oficina comenzó a investigar a la Secretaría de Empoderamiento de las Mujeres (SEDEM, por sus siglas) del estado. Dicha dependencia había contratado a 26 empresas que deberían llevar a cabo diversas labores, entre ellos el programa “Bienestar: de corazón a corazón”, según reporta el sitio Animal Político.

Por dichos medios las beneficiarias recibirían computadores portátiles, ayuda con su Seguro Popular y clases de cocina, peluquería, manualidades, etc.

En sus investigaciones los auditores trataron de contactar a las empresas contratadas por el gobierno de Velasco, pero en su lugar encontraron edificios abandonados, oficinas vacías y direcciones inexistentes. De acuerdo con Animal Político, semanas antes de que se publicaran los resultados de la auditoría el gobierno de Chiapas sometió cajas con documentos para tratar de comprobar los gastos. Aún así se determinó que las pruebas presentadas no eran suficientes.

Manuel Velasco con su familia:

Los recursos desaparecidos estaban destinados a ayudar a madre solteras y de bajos recursos:

 

En febrero de 2018 se presentaron los resultados de la auditoría, los cuales no habían salido a la luz. Sin embargo, hace unos días David Colmenares, actual director de la Auditoria encargada de las investigaciones dio por cerrado el caso y perdonó a Velasco por el desvío de millones, según informa dicho sitio.

El perdón “exprés” ocurrió a principios de julio y en un plazo de dos días. La razón de dicha premura sería que en México circulaba el rumor de que el Senado estaba por llamar a Velasco a rendir cuentas por lo descubierto en la investigación.

Según se explicó, algunas de las fotos que se usaron para obtener el perdón del gobernador aparecen en sus redes y son señaladas por el auditor a cargo de su solventación –Isaac Rojkind– como prueba “suficiente” de que los eventos para loas cuales estaba destinado el dinero sí se realizaron.

Velasco no ha hecho declaraciones públicas hasta el momento.

 

 

 

 

 

Advertisement