"Mi corazón está agradecido, lleno de amor", dice Maite Perroni, quien ha sido la reina del streaming en el 2020. La actriz mexicana habla en exclusiva con People en Español de sus atrevidos personajes, su vida personal y el gran crecimiento que le ha traído el 2020.

Por Lena Hansen
Diciembre 15, 2020
Anuncio

Maite Perroni fue la reina del streaming en el 2020 y es una de las estrellas del año de People en Español. La actriz mexicana ha dejado atrás sus personajes de 'niña buena' en las telenovelas y ha sorprendido con sus sensuales nuevos roles en las series Oscuro deseo (Netflix) y El juego de las llaves (Pantaya). En Oscuro deseo encarna a una profesora que tiene un apasionado romance extramarital con un enigmático hombre más joven que resulta ser uno de sus estudiantes. En El juego de las llaves hace el personaje de una mujer que entra en el mundo de las parejas swinger tratando de reavivar la pasión en su matrimonio.

"Estamos planteando el tema de la sexualidad desde un lugar muy diferente, desde un lugar más abierto, más verdadero, más realista donde estamos planteando que existen muchas posibilidades diferentes de vivir tu sexualidad y tu vida en pareja. Todos tienen derecho a elegir de qué forma quieren vivir su vida. Es vital poder hablar de estos temas", dice sobre esta serie.

Maite Perroni
Credit: Sergio Valenzuela

También nos ha hecho reír en medio de la actual pandemia con sus divertidos personajes en las comedias Herederos por accidente (Claro Video) y  Doblemente embarazada (Corazón Films), dirigida por su pareja, el chileno Koko Stambuk. "Mi corazón en este momento está bien, agradecido, lleno de amor, de reconocimiento a las bendiciones y a las oportunidades que la vida me ha dado a pesar del año que hemos transitado y hemos vivido que ha sido tan complejo y difícil para todos en distintos sentidos", reconoce. "He podido tener el alma en paz y el corazón tranquilo y contento y lleno de amor".

Maite Perroni
Credit: Sergio Valenzuela

A sus 37 años, Perroni sabe vivir a plenitud cada momento. "He aprendido a hacer pausas, a detenerme, a pensar, a observar y a sentir, a revalorar cada segundo, vivir en el presente porque no sabemos que va a pasar al día siguiente", dice de las lecciones aprendidas en el 2020. "Nada lo podemos dar por hecho, nada lo tenemos garantizado, solo nuestro segundo, nuestro momento, nuestro ahora".

Si bien estuvo muy presente en la pantalla chica con el estreno de estas producciones, la actriz asegura que su prioridad ha sido pasar tiempo de calidad con sus seres queridos. "En realidad para mí, el día a día era como el de cualquier otra persona que estamos atravesando esta situación mundial", revela. "Estuve cuatro meses en un aislamiento cien por ciento". Justo antes de la pandemia pudo disfrutar de un viaje inolvidable con su familia, un crucero por el Caribe y pasará el fin de año también con ellos. "Las fiestas navideñas las pasaremos en familia. Si de por sí somos una familia unida, creo que ahora retomaremos todavía con mucha más conciencia el hecho de disfrutar ese momento juntos donde vamos a poder volver a abrazarnos, besarnos", dice. "Definitivamente este año se cierra en familia".

Maite Perroni
Credit: Sergio Valenzuela

También celebrará con sus fanáticos en el concierto virtual de RBD el 26 de diciembre. "Deseamos sea inolvidable para todos los fans y las personas que han seguido a RBD. Es un concierto para ellos, hecho con amor", dice sobre el show que hará con varios de sus excompañeros de la banda. "Ahí conecto nuevamente con la música, pero en realidad no es un momento en que yo me esté enfocando en eso, ni lo estoy planeando", dice sobre su carrera musical como solista, que está por ahora en pausa. "Estoy enfocada en la actuación, en otros proyectos".

¿Qué la hace feliz? "Para mí la felicidad se encuentra a lo largo del día o de la vida en muchos y muy distintos momentos, pero es una cosa que surge desde adentro, no se puede pretender", reflexiona. "A mí lo que me hace feliz es lo más simple, estar en casa, estar con mi familia, disfrutar de mi perro, abrazarlo, llenarlo de besos, cocinar, compartir con la gente que más amo es lo que más me importa y lo que más feliz me hace, así es como recargo batería. Son mi fuente de fuerza".