Luz Elena González revela su experiencia como madre de un chico con discapacidad cognitiva; asegura que la condición de su primogénito es complicada y el pequeño se enfrenta a muchos obstáculos.

Por Carolina Amézquita Pino
Abril 23, 2020
Anuncio

Es conocido que Santiago, el hijo mayor de Luz Elena González, sufre una condición llamada discapacidad cognitiva; la cual, ocasiona que el chico, de doce años de edad, sea muy inquieto y, por momentos, incontrolable.

“Cuando Santi cumple ocho, que ya tenía la edad suficiente para diagnosticar lo que podía tener, nos dijeron que tenía una discapacidad cognitiva leve; una discapacidad con un autismo descafeinado porque si tiene rasgos autistas leves o de Asperger”, explicó González al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). “Que de todas maneras está llena de mucha impulsividad”.

Esta situación, ha sido difícil de manejar para la actriz y su esposo, Bernardo Martínez, quienes deben darle un trato de un niño “entre seis y ocho años”.

“Si un niño normal es complicado, un niño así es diez, 20, 30, 40, 50, 60, cien veces más complicado”, advirtió. “Es demasiado difícil porque un niño, tarde o temprano, termina entendiendo y ellos tienen que pasar años y años para lograrlos hacer que entienda algo que a veces es muy sencillo. Son de pensamientos muy concretos y rígidos; si tienen una idea de algo, sacarlos de ahí es un tema”.

El chico debe lidiar con la incomprensión de las personas que no entienden su condición porque “tiene reacciones de un niño con berrinches”; lo cual, hace sufrir mucho a Luz Elena González.

“La gente como los ve normal, no se dan cuenta de que tienen algo; entonces los regañan; incluso, los avientan, les gritan. La gente es muy agresiva, no quiere decir que todos, pero la mayoría”, confesó. “La preocupación de pensar el día de mañana que yo me vaya de este mundo mi hijo se quede aquí y sea un niño rechazado, un niño bulleado, que abusen de él, que le quiten su dinero, que no lo acepten en trabajos, porque son niños tan nobles y tan buenos que confían en todo mundo”.