Cuando se dio a conocer un posible romance entre Belinda y Lupillo Rivera, durante mucho tiempo ambos negaron la relación sentimental. Ahora, el cantante se sincera al respecto.
Anuncio

Cuando Belinda y Lupillo Rivera estuvieron como jurados de La Voz México, se rumoró que habían mantenido un romance, incluso, el cantante se tatuó el rostro de la actriz en un brazo. Pese a ello, la protagonista de la telenovela Cómplices al rescate siempre negó este idilio. Ahora, el intérprete de "El moreño" confirma la relación reitera la relación sentimental entre ambos y asegura que fue su idea no decir nada.

"[Cuando se dieron cuenta del romance dijimos] 'vamos a negarlo, vamos a negarlo. Nadie nos ha visto juntos'", aseguró Rivera en entrevista con Yordi Rosado (YouTube). "Siempre he tenido mucho cuidado al responder algo de Belinda, simplemente porque trato de responder como un caballero. Mucha gente me ha tachado de que hablé mal de ella; jamás he hablado mal de Belinda. Pasamos un tiempo agradable, tuvimos nuestra historia, nuestro tiempo. Y en nuestro tiempo fuimos felices".

El hermano de Jenni Rivera asegura que la polémica sobre los costosos regalos que le dio a la intérprete de "En el amor hay que perdonar" fueron infundados. Además, deja claro que siempre le deseará lo mejor porque tuvieron una linda historia juntos.

"Puedo decir que a Belinda jamás tuve que comprarle nada. No tuve que darle dinero de nada. Nunca le compré casa; no sé quién salió con ese rumor. Lo de nosotros fue un tiempo divertido, feliz", aclaró. "Siempre le he deseado lo mejor, siempre le he deseado que sea feliz, que busque su felicidad e identidad con un hombre; que busque al hombre correcto y ojalá que encuentra al que la haga completamente feliz. Nunca le he deseado mal y que siga adelante".

Belinda, Lupillo Rivera

Lupillo Rivera también dejó claro que la idea de ponerse un tatuaje con el rostro de su colega fue solamente suyo. Incluso, Belinda le dijo que no lo hiciera. "Que quede bien claro, [Belinda] y yo estábamos platicando. Ella me enseñó unas fotos de sus fans [con tatuajes]; había un vato [un hombre] que tenía un tatuaje con la cara de ella. Y [le dije] 'yo me pongo un tatuaje' y ella 'no te lo pones, ni te gusta mi música'. Esa noche tenía una salida a Las Vegas para unos premios. Allá empecé a buscar un tatuador, le dije mándame una foto para escoger 'no, no te lo puedes poner'.

"Tengo grabado donde me está diciendo que no me lo haga. Respondí 'me lo voy a poner porque ya dije que me lo voy a poner'", agregó. "Tardaron ocho horas en ponérmelo".