Muchas soñarían con estar con él aunque fuera un segundo, sin embargo, Alejandra Ávalos acaba de confesar que ella no le dio ese gusto cuando el cantante la cortejó hace unos años.

Por Teresa Aranguez
Marzo 04, 2020
Anuncio

Es una de las voces más bonitas del panorama musical pero también uno de los hombres más deseados. Para qué negarlo. Muchas personas darían lo que fuese por una mirada suya. Muchas, sí, todas no. Y si no, que se lo pregunten a Alejandra Ávalos quien acaba de confesar que ella se encuentra entre ese reducido grupo.

Se lo ha contado a Gustavo Adolfo Infante en su segmento El minuto que cambió mi destino. Las declaraciones son muy fuertes. Entre ellos hubo química y algo más pero la cantante nunca quiso ser tan solo una aventura de una noche y se negó a dar un paso más para luego sufrir.

En su primera cita todo fue bien, él muy cortés y caballeroso y con ganas de más con ella. “De ahí me siguió invitando a otro tipo de eventos”, recuerda de ese encuentro.

La cosa se fue poniendo seria y su amistad se fue haciendo más fuerte. Pero Alejandra sabía que si cedía eso no iba a llegar a nada, pues Luis Miguel no era de comprometerse. Él quería algo más pero la artista no estaba dispuesta a que le rompieran el corazón. “No tenía tiempo para un romance vaporoso ni efímero”, expresó.

Tenía claro que no era una mujer de una o dos noches y actuó en consecuencia. “Yo no soy de esas mujeres que se conforman con tener una aventura, se lo dije, quiero ser tu amiga para toda la vida, no quiero ser un romance efímero. Al final, él se enojó conmigo y me dejó de hablar”, narra Alejandra de este capítulo.

¡Luis Miguel rechazado! Increíble pero cierto. Volvieron a encontrarse pero ella siguió en las mismas, así que el artista le habló claro y sin rodeos. “Si no tenemos en este momento una relación te mando con un chófer a tu hotel, pero no nos volvemos a ver jamás en la vida”, asegura que le dijo el Sol de México. “No tengo nada que hacer aquí”, pensó ella. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Casi treinta años después Alejandra lo cuenta abiertamente y sin problema. Fue una etapa bonita que no ha hecho pública nunca y que ahora recuerda con cariño. Una prueba que demuestra que nuestro querido Luismi no siempre consigue lo que quiere. El amor es para sus canciones, fuera de ellas la cosa parece que cambia mucho.