El hogar que fue leyenda durante los mejores años de Luis Miguel, quedó carente del misterio que envuelve al Sol de México al ser invadida por unos tiktokers que mostraron sus impresionantes interiores, ahora abandonados. ¡Te lo mostramos!

Anuncio

La antigua casa de Luis Miguel en Acapulco, pese al deterioro de los últimos años por culpa del abandono, es una mansión espectacular y parte de la leyenda que envolvió al cantante durante décadas. Durante años, esta casa fue su hogar favorito en el mundo, donde solía hacer sus muy privadas fiestas y donde recibía a sus numerosas conquistas, incluidas muchas más famosas de las que se atreverían a confesarlo.

Hoy, la intimidad de su recuerdo quedó sepultada por culpa es un osado tiktoker, Hugo Gzbn, quien compartió en sus redes cómo, acompañado de unos amigos, se coló en la ex casa del sol de México para compartir con el mundo la fastuosidad de esta soberbia mansión: “un paraíso”, como se le escucha decir al joven influencer en el clip que mostramos más abajo.

Monumentales escaleras, espacios inmensos, elevador… El recorrido que este grupo de muchachos hace por toda la casa es verdaderamente de impacto.

Luis MIguel
Credit: Splash News/The Grosby Group

Una fabulosa alberca rodea la casa frente al mar. En el interior se encuentra una sala blanca enorme y con alfombra, que recuerda la entrevista que tuvo el intéprete de Por Debajo de la Mesa con Susana Giménez en 1996:

“La forma de la casa es redonda, porque recibes mucha más energía así del sol”, confesó. Además de asegurar que él mismo había tenido que ver con el diseño de la casa y que todos los materiales que se usaron tenían algo que ver con Acapulco y el estado de Guerrero.

Aquí puedes verlo todo:

Un dosel con columnas doradas, donde se supone que iría la cama del cantante de La Incondicional, abre a una preciosa terraza sobre el mar desde donde se divisa también la ostentosa alberca.

Según afirma el Heraldo de México, esta irrepetible finca fue vendida antes de 2013 por el cantante a una inmobiliaria de la que era propietario su amigo, el empresario recientemente fallecido, Jaime Camil y Plácido Domingo. Conseguidas miles de reproducciones en unas horas, el tiktoker anunció ahora que si su video conseguía alcanzar los cincuenta mil me gusta, pasará una noche en la casa abandonada.