La fama de Lucía Méndez ha llegado a niveles tan grandes, que ha sido capaz de detener un conflicto bélico ¿cómo lo hizo?

Anuncio

Gracias a las telenovelas que estelarizó, Lucía Méndez se convirtió en una figura a nivel internacional. De hecho, poco saben que en muchos países la obsesión por sus melodramas era tal que las familias dejaban cualquier actividad para dedicarse por completo a ver cada capítulo. Incluso, por seguir sus historias sucedieron situaciones tan increíbles como ¡detener una guerra! Fue la actriz quien reveló ese pasaje de su vida cuando se transmitía en Medio Oriente el melodrama Vanessa.

"[Funcionarios le informaron que] 'paran la guerra, comen, ven la telenovela [Vanessa], conviven con la familia y, posteriormente, después de la novela siguen la guerra'. 'No', le digo, 'eso no puede ser; eso no puede pasar' y me dicen 'sí pasa. Es tan importante esta novela que para la guerra y, definitivamente, tienes que saberlo porque te lo tienes que llevar en tu corazón; te lo tienes que llevar en tu alma'", relató Méndez a la emisión mexicana de televisión Arriba la tarde (TV Azteca). 

De acuerdo con la cantante, quien fungió como madrina del mencionado programa, también debió enfrentar otros peligros, como exponerse a bombas porque querían evitar que realizara un concierto para 200 mil personas. Le explicaron que "'aunque haya dos bombas no es un problema de guerra, es que un empresario odia al otro porque te trajo y así es la manera como ellos se pelean'".

Lucia Mendez
Lucía Méndez
| Credit: Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images

"Entonces, en el segundo carro bomba que pusieron, los [músicos] árabes, que eran los metales, ya no se pararon más [al espectáculo]. Los que sí me apoyaron fueron mis músicos mexicanos porque llegué y les dije 'aunque llegue con una guitarra, aunque cante a capella no puedo dejar al público así'", narró. "[En] Líbano, el que gobernaba, me dijo 'te pongo a siete mil soldados' a tus órdenes". 

Pese a los riesgos y gracias a fuertes medidas de seguridad, la protagonista de la película La ilegal  logró presentar la producción titulada Noches de cabaret. Ante la emoción y muestras de cariño, "duraba dos horas el show y tuve que cantar cuatro horas". De momento, Lucía Méndez está preparando nuevos proyectos y disfruta su etapa como abuela debutante.