No es ningún secreto que en la vida de viajes, conciertos, fiesta y alcohol tiende a volverse normal para muchos músicos, pero para Mario Domm y Pablo Hurtado ahora todo pinta diferente.

By Carolina Trejos
July 22, 2019 02:17 PM

Los integrantes de la banda mexicana Camila confesaron que en su momento las drogas y las mujeres eran parte de su diario vivir.

No es ningún secreto que en la vida de viajes, conciertos, fiesta y alcohol tiende a volverse normal para muchos músicos, pero para Mario Domm y Pablo Hurtado ahora todo pinta diferente. Su prioridad es la familia, por lo que cada presentación gira en torno a sus niños y en los camerinos se cambiaron las botellas por los biberones de bebés.

“El público ha crecido con nosotros y nuestras familias nos acompañan, ya no hay drogas ni mujeres en los camerinos. Ahora hay pañales, carritos, mamás y niños”, expresaron en una entrevista con el programa colombiano La Movida (RCN).

“El tener familia ha cambiado las prioridades sin duda alguna en la banda. Ahora vemos el calendario conforme a la familia, no conforme a la ambición que tengamos, no en cuanto al dinero, a los conciertos y cuánto ego queramos alimentar”, revelaron.

Hace 13 años, el grupo Camila se dio a conocer con tres integrantes, Domm, Hurtado y Samo, pero este último tomó su propio camino y se lanzó como solista. El público, que ya estaba acostumbrado a una banda de tres, los “castigó”.

“El público nos castigó, hubo gente que decía no me gusta esta banda sin escuchar la canción”, dijo Domm al ser cuestionados sobre la salida de Samo. “A la gente no le gusta las bandas que se deshacen, en el 40% de la vida de Camila estuvo Samo y en el 60% no ha estado él”.

A pesar de que ahora continúan solo dos integrantes, el público de Camila continúa coreando las canciones románticas (y un poco cortavenas) que pusieron a este grupo entre los más reconocidos del rock mexicano.

Advertisement


EDIT POST