Casi el terminar el 2021, la reina Isabel ha querido honrar particularmente la memoria de quien fuera su compañero de vida por 73 años en su habitual discurso de Navidad.
Anuncio
Felipe y la reina Isabel
Felipe y la reina Isabel
| Credit: Oli Scarff/Getty Images

Este no ha sido un año fácil para la reina Isabel II de Inglaterra, quien perdió el pasado mes de abril a su esposo Felipe de Edimburgo, fallecido a los 99 años. Casi el terminar el 2021, la reina ha querido honrar particularmente la memoria de quien fuera su compañero de vida durante 73 años en su habitual discurso de Navidad.

Los discursos navideños son una tradición iniciada en 1932 por el padre de Isabel II, Jorge VI, y que la reina ha sabido mantener todos estos años.

La reina Isabel II registra su transmisión anual de Navidad en el White Drawing Room del Castillo de Windsor
La reina Isabel II registra su transmisión anual de Navidad en el White Drawing Room del Castillo de Windsor
| Credit: Victoria Jones - Pool/Getty Images

El Palacio de Buckingham ofreció algunos adelantos de la filmación del discurso de la reina, y ha llamado mucho la atención los guiños que hizo a su esposo, comenzando por aparecer sentada junto a una foto de ambos durante una de sus celebraciones de aniversario en Broadlands Country House, cuando normalmente en otros discursos navideños suelen aparecer rodeada de fotos de toda la familia.

Otro detalle significativo es que a la reina se le pudo ver luciendo el broche de zafiro y crisantemo que usó para un photocall en su luna de miel en 1947 con Felipe, y el mismo que luego usó para celebrar el aniversario de sus bodas de diamante en 2007.

Por otra parte, el discurso que se transmitirá mañana fue filmado desde el escritorio de la reina en el White Drawing Room del Castillo de Windsor, que fue el escenario de las fotos de su 70 aniversario de bodas.

El príncipe Felipe falleció en abril en el Castillo de Windsor, luego de haber permanecido ingresado en un hospital casi un mes por una condición cardíaca.

Esta no ha sido la única lamentable pérdida de la soberana inglesa este año, ya que este mes falleció una de sus personas de confianza, Ann Fortune FitzRoy, duquesa de Grafton, quien fuera su dama de compañía.

A pesar de estos sucesos, la reina de 95 años ha sabido levantarse una y otra vez de las adversidades. "Ella mantiene las cosas un poco separadas entre su familia y los asuntos oficiales porque de otra forma se vuelven abrumadoras", aseguró a PEOPLE un allegado al palacio de Buckingham. "Es mentalmente disciplinada y eso le ha ayudado durante estos 70 años. Le ha permitido lidiar con todas las cosas y no permitir que la abrumen. Es algo que ayuda a explicar cómo ella aún tiene la habilidad para trabajar a esta edad".