Dalma y Gianinna dedicaron unas emotivas palabras a su padre hace unas semanas que sin decir mucho lo dijeron todo. "Desde la cuna hasta la eternidad".

Por Teresa Aranguez
Noviembre 26, 2020
Anuncio

Fueron las  niñas de sus ojos y quienes más sonrisas y alegrías dieron a Diego Armando Maradona. Ni siquiera la polémica de los últimos años entre padre e hijas logró ensombrecer ese amor tan inmenso entre el futbolista y sus dos soles, Dalma y Gianinna, fruto de su matrimonio con Claudia Villafañe.

Aunque en las últimas horas ninguna de las dos se ha pronunciado en redes sobre la muerte de su progenitor, sí compartieron publicaciones en estos días sobre el deportista argentino. Palabras llenas de sentimiento y sensibilidad que leídas a día de hoy transmiten un mensaje que va más allá.

"Desde la cuna hasta la eternidad... Mi gran confidente. El mejor cómplice", arrancaba el mensaje de Gia hacia su padre en el día que cumplía 60 años. "A quien admiro, ayer hoy y siempre. Quien me enseñó a perdonar, a perdonarme. A perderme para volver a encontrarme y empezar de nuevo".

Un escrito que publicaba el pasado 30 de octubre en honor al dueño del número 10. Pero eso no es todo. Horas antes de que se anunciara la muerte de este astro del fútbol mundial, la joven hacía pública otra imagen en sus historias de Instagram que sonaba a despedida.

"Encontrarme a él en la ciudad", escribió junto a esta foto de una pintura de su padre más joven sobre la puerta de una famosa pizzería bonarense.

Maradona
| Credit: IG/Gianinna Maradona

Su hermana Dalma también le regaló un sencillo pero poderoso mensaje a su padre cuando cumplió 60 años. Un escrito que demuestra el gran amor que les unía, especialmente en los últimos tiempos. "Sé feliz siempre".

Ambas llegaron junto a su madre a la casa de gobierno para despedirse no de la estrella en el campo, sino de ese padre al que tanto quisieron y con el que vivieron momentos inolvidables.

Visiblemente afectadas por el dolor de esta pérdida, estuvieron al pie del cañón desde la madrugada para honrar la memoria de uno de los ídolos futbolísticos más grandes de los últimos tiempos.

Cualquier enfrentamiento entre padre e hijas es ya cosa del pasado. Lo que queda por encima de todo y así lo han querido demostrar es el inmenso amor con el que crecieron a su lado y que perdurará siempre.