Tras el anuncio de su separación temporal de Chiquis Rivera, el cantante fue visto triste en un encuentro de amigos donde dio rienda suelta a sus sentimientos.

Por Teresa Aranguez
Junio 03, 2020
Anuncio

Después de que finalmente Chiquis Rivera anunciara que ella y su esposo hayan decidido darse un tiempo, Lorenzo Méndez se ha dejado ver en un video donde no ha podido disimular su dolor y su despecho.

La grabación tiene lugar en la barra de un bar, rodeado de amigos y de bebidas varias. En un momento de la reunión el artista se dispuso a cantar un tema de desamor, nada menos que de Jenni Rivera.

"No llega el olvido y por más que intento mi mente no te olvida, te extraño y te quiero y por tus recuerdos ya he quedado en cero", interpretó con profundo sentimiento dadas las circunstancias.

Las imágenes, que ya corren como la pólvora por las redes sociales, fueron publicadas por varios medios informativos donde confirmaban que Lorenzo ahogaba sus penas en el alcochol.

Mientras tanto, Chiquis sigue metida de lleno en la promoción de su nuevo trabajo musical que le tiene de lo más ocupada dando entrevistas. Aunque la atención está puesta en su disco, es inevitable que los periodistas le pregunten sobre su delicada situación personal con Lorenzo de la que se viene hablando semanas.

Lorenzo Méndez y Chiquis Rivera
Lorenzo Méndez y Chiquis Rivera
| Credit: Mezcalent

En una amigable charla con el programa Hoy reconoció que la cosa estaba delicada pero negó que hubiera habido algún tipo de infidelidad por parte de alguno de los dos. "Ni yo ni él. Esa no es la razón, eso sí quiero que se sepa", aclaró ante las dudas.

Mientras las malas lenguas aseguran que todo se trata de un montaje con el fin de dar publicidad a su álbum, Chiquis aseguró ser incapaz de hacer algo así durante una entrevista en el Break de las 7 con Alejandra Espinoza.

"No se vale que digan que todo lo que está pasando es promoción porque sale mi disco, jamás, jamás haría algo así, le tengo tanto respeto a mi arte", concluyó. El tiempo dirá si es una crisis pasajera o si es el final de una bonita historia de amor.