La actriz de origen argentino regresará al quirófano para terminar de reconstruirse los senos que le fueron extirpados tras el cáncer de mama.

Por Moisés González
Updated Marzo 23, 2017
Anuncio

A dos años de haber concluido su tratamiento de quimioterapia contra el cáncer de mama que le fue diagnosticado en 2014, Lorena Meritano pasará en breve nuevamente por el quirófano para someterse a otra intervención quirúrgica, la séptima en menos de tres años. Esta, a diferencia de las anteriores cirugías que le han practicado, no está relacionada afortunadamente con un tema de salud ya que se trata de un procedimiento estético para terminar de reconstruir sus senos, que le fueron extirpados en 2014 (mama derecha) y 2016 (mama izquierda).

Si bien el año pasado ya le pusieron prótesis en ambos senos, a la actriz de origen argentino aún le queda por fabricarse los pezones, así como tatuarse las areolas.

“Los pezones se hacen en una cirugía con mi propia piel. Y luego después de varios meses se tatúan las aureolas”, cuenta Meritano a People en Español.

La inolvidable villana de la telenovela Pasión de gavilanes tenía pensado hacerse la cirugía este mes, sin embargo, sus compromisos de trabajo podrían retrasar la intervención.

“No sé bien cuándo se hará la cirugía. Si da tiempo se hace en febrero, si no se hará más adelante porque no es algo que tenga que ver con la salud gracias a Dios”, explica Meritano.

Entre los próximos compromisos de Lorena se encuentra la grabación de un videoclip de una artista argentina que le tiene muy emocionada ya que reflejará su historia de vida frente al cáncer.

“Es una canción hermosa que escribió Mariana Beni para su mejor amiga que le dio cáncer, se inspiró un poco en ella [para crearla]. [A Mariana] le gustó mi historia, por lo que ella va a cantar y yo la voy a acompañar. Obviamente habrá imágenes de mi historia”, avanza.

Meritano, que viajará próximamente a República Dominicana para colaborar con una fundación que da apoyo emocional a los pacientes y sobrevivientes de cáncer, se trasladará a México en marzo para estudiar varias propuestas de trabajo.

En remisión desde febrero de 2015, Meritano tiene claro que al cáncer no se le vence.

“Se superan tratamiento y cirugías [pero] nunca tu vida va a ser igual. Se entra en remisión y se pide a Dios [que] no regrese nunca más”, expresó Lorena a través de sus redes sociales.

“Se van superando etapas y aprendiendo a convivir con lo que este proceso nos trae día a día el resto de nuestras vidas”, agregó.