"Viejo payaso ridículo": así se desarrolla la polémica batalla entre la actriz y el conductor que tiene a las redes ardiendo.

Por Nuria Domenech
Mayo 08, 2021
Anuncio

Horacio Villalobos, conductor del programa Venga la alegría, realizó un comentario acerca de la edad de Lorena de la Garza que ha logrado que la famosa actriz saque sus garras y le haya dicho hasta lo que no está escrito.

Después de Lorena de la Garza dijera en una entrevista que todavía no recibe la vacuna de la COVID-19 porque no le toca por su edad y que estaba considerando el viajar a los Estados Unidos para conseguirla, el conductor comentó que no era necesario, que por su edad sí podría vacunarse en México. A partir de ahí, ardió Troya.

"Señor Horacio Villalobos, ¿cómo está? Espero que muy bien. Como decimos en México, ¡ya siéntese señora! Vd. no tiene nada que decir. Para empezar, no sabe ni siquiera la edad que tengo y no, no soy una niña, pero no, todavía no estoy en edad de vacunarme, señor, Vd. sí que es como de la cuarta edad", arremetió furiosa desde sus redes.

Lorena de la Garza
Credit: IG Lorena de la Garza

"Vd. que no sabe ni hablar, ni cantar, ni actuar, ni conducir, qué hace en México, lo deberían de desterrar, Vd. no tiene nada de talento", le dijo entre otras cosas. "Y no, esto no es una declaración homofóbica ni nada de eso, Vds. es un viejo payaso ridículo", expresó con una sonrisa para finalizar lanzando un beso a la cámara.

"Yo soy feliz con la que edad que tengo", respondió Villalobos, para después atacar la carrera de la actriz: "Por cierto, te he visto en el teatro, eres una desgracia. Ojalá te prepararas más", soltó entre otras perlas el conductor.

Horacio Villalobos
Credit: IG Horacio Villalobos

"¿Quién está ardido?", replicó ella en la racha de fuegos cruzados entre sus redes. "Tu programa está precioso, pero tú no. Lo que creo que de ti es que sí. eres algo intelectualoide, cero talentoso, eso sí , y creo que tienes un rollo muy misógino, eso no está padre…"

"No estoy aquí por mis chicles", continuó la actriz, para volver después al ataque: "estás tantito perdido, como ya eres muy señora, se te va un poquito ya la onda, papacito".

¡La cosa está que arde!