La hija de Jenni Rivera recibió numerosas críticas por afirmar que ora por la salud de Melania y Donald Trump y desearles una pronta recuperación... Así se defendió.

Por Nuria Domenech
Octubre 03, 2020
Anuncio

Chiquis Rivera publicó una serie de mensajes en su cuenta de Twitter que no fueron del agrado de algunos de sus seguidores. La famosa cantante tomó sus redes para expresar que estaba orando por la pronta recuperación de Donald Trump y su esposa, Melania Trump, quienes fueron recientemente diagnosticados con la enfermedad de la COVID-19, algo por lo que precisamente ella acaba de pasar.

“Mis oraciones al Presidente y a su esposa, que se recuperen lo más pronto posible”, dijo añadiendo unas manitas en oración. “Yo sé lo que es tener COVID y no se lo deseo a nadie”.

La polémica no tardó en llegar: “Yerba mala, nunca muere”, contestó uno de sus seguidores. A lo que ella respondió con un nuevo mensaje: “No sean crueles, de ninguna de las maneras le deseen la muerte a nadie. Eso no es una elección que puedan hacer, ni deben deseárselo a nadie”, y avisó: “La lengua castiga”, junto al hasthag de tengan cuidado.

 

TWITTER Chiquis Rivera

Y añadió uno más: “Trata a los demás como quisieras que te traten a ti. Quizá esto ayude al presidente a ser más prudente, más compasivo y más cuidadoso”.

TWITTER Chiquis Rivera

El sábado por la tarde el mismo presidente Donald Trump, visiblemente desmejorado pero de buen humor, apareció en un video para hablar de su salud y contar cómo estaba viviendo este momento de crisis.

Después de agradecer a todo el equipo médico por el gran trabajo que están realizando, aseguró que se sentía mejor y que estaba luchando no solo por él, sino por los millones de enfermos alrededor del mundo, enfermos de “coronavirus o como quieran llamarle” y confesó que había grandes adelantos en la medicina y que estaban apareciendo nuevos tratamientos que “son como milagros, aunque la gente me critique por decir eso, caídos del cielo enviados por Dios”, aseguró.

También avisó que, aunque se sentía mejor, estaban a la expectativa para ver el desarrollo de su enfermedad: “ese va a ser la verdadera prueba, ver qué pasa en los próximos días”.

Tuvo tiempo incluso para hacer un chiste acerca de su esposa, Melania Trump: “Ella está bien, como sabrán es ligeramente más joven que yo, sólo un poquito…”. La pareja tiene una diferencia de edad de 24 años.