Tras protagonizar la telenovela futbolística del verano, el astro argentino rompió el silencio para anunciar que seguirá en el club catalán para evitar un pleito legal luego de que se le negara su deseo de irse de la que ha sido su casa durante 20 años.

 

Por Leonela Taveras
Septiembre 04, 2020
Anuncio

Ante el sorpresivo anuncio que sacudió el mundo del fútbol de que Lionel Messi se iba del Barcelona, ahora el futbolista argentino informó que por el momento se va a quedar en el equipo ha sido su casa durante más de 20 años.

Así lo reveló en una entrevista con la web Goal, en la expresó su frustración por no poder abandonar el Barça como quería porque el presidente de la entidad, Josep Maria Bartomeu, se mantiene firme en que solo se marchará si paga una cláusula de rescisión de contrato de casi $830 millones o mediante un pleito en los tribunales.

Messi sostiene que su contrato actual le permite abandonar el club, mientras que Bartomeu señala que ese mismo contrato daba hasta el pasado 10 de junio como plazo para ejecutar esa cláusula.

Manu Fernandez/Pool via Getty Images

“Yo pensaba, estábamos seguros, que quedaba libre, el presidente siempre dijo que a final de temporada yo podía decidir si me quedaba o no y ahora se agarran a que no lo dije antes del 10 de junio, cuando resulta que el 10 de junio estábamos compitiendo por la Liga en mitad del virus este de mierda y de esta enfermedad que alteró todas las fechas. Y este el motivo por el que voy a seguir en el club”, dijo en la entrevista aparentemente grabada en su casa en las afueras de Barcelona.

Ante la negativa del club, al astro argentino le quedaba la opción de acudir a los tribunales para lograr su salida del club. Pero es un paso, aseguró, que nunca se planteó dar.

“Yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida, el Barça me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza llevar al Barça a juicio”, agregó.

Sobre la posibilidad de que esta polémica afecte su rendimiento en la cancha, el deportista de 33 años aseguró que va a dar lo mejor de sí, como lo ha estado haciendo los últimos años.

“Voy a seguir en el Barça y mi actitud no va a cambiar por más que me haya querido ir. Voy a dar lo mejor. Siempre quiero ganar, soy competitivo y no me gusta perder a nada. Siempre quiero lo mejor para el club, para el vestuario y para mí”, afirmó.

Messi explicó que las razones que le llevaron a decirle a los ejecutivos que se quería ir era porque entendía que el club necesitaba sangre nueva, luego de caer derrotado en la Champions League en los últimos tres años con duras derrotas, y porque no considera que la entidad vaya por buen rumbo.

"No hay proyecto no hay nada. Se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas", apuntó, tras resaltar que este años ha sido muy difícil para él por el nivel del equipo.

“Le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería ir. Se lo llevo diciendo todo el año. Creía que era el momento de dar un paso al costado. Creía que el club necesitaba más gente joven, gente nueva y pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona sintiéndolo muchísimo porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí", dijo.

"Fue un año muy complicado, sufrí mucho dentro de los entrenamientos, en los partidos y en el vestuario. Se me hizo muy difícil todo y llegó un momento que me planteé buscar nuevos objetivos, nuevos aires”, agregó.

Estas declaraciones parecen poner fin por un tiempo al culebrón de la posible salida del argentino del club en el que se ha convertido en el mejor jugador del mundo. De hecho, bajo el actual contrato, el jugador puede salir del club sin pagar ninguna cláusula el año que viene si lo pide dentro de plazo. ¿Lo hará?