La presentadora de origen cubano hizo frente en redes sociales a las críticas que recibió por la entrevista que le hizo a su hija Lina para el programa El gordo y la flaca (Univision).

Por Moisés González
Abril 05, 2018
Anuncio

Seguramente Lili Estefan ya ha perdido la cuenta de todas las celebridades a las que ha podido entrevistar a lo largo de su extensa y exitosa trayectoria artística en los medios de comunicación. Pero, probablemente, ninguna de esas entrevistas haya sido tan especial para ella como la que le realizó este miércoles a su hija Lina, de 15 años, para el programa El gordo y la flaca (Univision).

Por primera vez, madre e hija se sentaron a hablar frente a las cámaras de televisión y, aunque en principio la adolescente se había mostrado reacia a participar ya que, según contó Lili, “es muy penosa”, finalmente ambas terminaron protagonizando una linda conversación que conmovió al televidente.

Como era de esperarse, las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar y, aunque la mayoría de los comentarios recibidos fueron positivos, no faltó alguna que otra crítica.

Lejos de molestarse, Lili se tomó el tiempo de responder a cada una de ellas de la manera más amable y respetuosa.

A continuación, recopilamos algunos de los temas a los que tuvo que hacer frente la presentadora.

¿Por qué entrevistó a su hija?
“Me parece bonito el orgullo que sientes hacia tu hija, pero es un programa de espectáculos, ¿cuál es el punto de entrevistarla?”, se preguntó una de sus seguidoras.

“Estamos promoviendo Pequeños Gigantes, es un show de niños con talento y como Lina ha bailado ballet desde pequeña Univision me pidió que entreviste a mi hija para promover el programa. Eso es todo. Me costó mucho convencerla pero lo logramos para que lo tenga de recuerdo”, respondió Lili.

El español de su hija

Otro de los temas más comentados en redes fue el español de la adolescente ya que no lo habla demasiado fluido, según se percataron algunas personas. A lo que la sobrina de Emilio Estefan respondió: “Yo estoy feliz de verla hablar tanto español aunque me gustaría que lo hablara más fluido, pero de que lo habla, lo habla”.

Demasiado erguida y seria
Las redes también hicieron especial énfasis en la postura corporal de la adolescente, que se veía muy erguida, así como la expresión de la cara ya que no parecía sonreír mucho.

“No sabes todo lo que tuve que hacer para convencerla de hacer esta entrevista. Es penosa. Le tuve que explicar a Lina que era para promover Pequeños Gigantes“, la defendió Lili. “[Además] estaba muy concentrada en el español, le cuesta trabajo hablarlo fluido, pero es muy buena niña”.

De eso no hay duda. Lili Estefan ha hecho un excelente trabajo como mamá. ¡Felicidades!