A 12 años de la muerte de su primogénita, Sophia, Lidia Ávila abre su corazón y narra su experiencia.

Por Carolina Amézquita Pino
Mayo 25, 2021
Anuncio

En algunas ocasiones, Lidia Ávila ha hablado sobre la pérdida de su primogénita, Sophia, quien murió a unos meses de nacida tras sufrir problemas intestinales. Ahora, sería una jovencita de 12 años. Si bien, la integrante de OV7 ha logrado salir adelante y tiene dos hijos más, Erik y Lidia, reconoce que jamás podrá olvidarla. "No es que se supere, aprendes a vivir con eso. El perder un hijo, creo, es el peor dolor que puede sufrir una madre", reveló a People en Español.

"Es un sentimiento que no puedo explicar con palabras", advirtió. "Es muy importante decirle a mamás, que han pasado por lo que yo pasé, que te dejes apoyar; porque de pronto uno se hunde en su dolor y piensas que no hay luz en el camino. Está bien levantar la mano y pedir ayuda, y agarrarte de lo que creas, en mi caso, creo en Dios y le pedía muchísimo". 

Pese al dolor que significó, la cantante considera que su hijita le ha dejado mucho aprendizaje  a nivel personal. "Mi hija fue una bendición en mi vida. Me vino a enseñar muchas cosas. Soy una mujer antes y después de Sophia", agregó. 

"Si la volviera a ver le diría que le agradezco infinitamente, aunque fueron seis meses [a su lado], me convirtió en mamá por primera vez. Le agradezco lo que me enseñó porque fue un tiempo de mucho aprendizaje al verla luchar día con día por la vida", confesó. "Después de ella han venido muchas bendiciones a mi vida, mi esposo, mis hijos, la vida que tengo hoy, mi familia. Tengo muchas fotos de ella en la casa, mis hijos saben que es un angelito".

Lidia Ávila
Credit: Joaquín Peralta

Un factor importante para que la intérprete de "Si tú eres el amor" pudiera salir adelante fue el apoyo de seres queridos, el trabajo y su enorme creencia religiosa; esta última le ayudó a "entender no el porqué, sino el para qué suceden las cosas". Aunque revela que durante su segundo embarazo sentía un gran temor de que pudiera pasar nuevamente por esa dura experiencia.

"Perder un hijo no se lo deseo ni a mi peor enemigo",

Lidia Ávila

"Mi marido es médico y me tranquilizaba muchísimo. Había momentos en que despertaba llorando y le decía 'mi amor' me da miedo que se muera. Me decía 'bórrate eso de la cabeza es otra historia'", relató. "Perder un hijo no se lo deseo ni a mi peor enemigo".

Lidia Ávila ha continuado con su vida y, tras la pandemia, tuvo que cancelarse la gira que realizaría con la agrupación para celebrar 30 años de carrera. Sin embargo, descubrió una nueva veta profesional y ahora tiene dos programas digitales, uno titulado Pregúntale a mi Doc, que realiza al lado de su esposo Isaac de Ita, quien es cirujano plástico, para hablar sobre procedimientos estéticos. El otro es "Cocina en familia" donde muestra sus dotes culinarias. También está en espera de iniciar la gira con OV7 al tiempo que se prepara la bioserie del grupo.

"Es muy importante estar muy en paz contigo misma. Como mujer tienes que verte al espejo y gustarte, quererte y amarte, a partir de eso puedes lograr muchas cosas", comentó. "No está peleado ser mamá con trabajar y hacer otras cosas".