Eva Mange, abuelita de Thalía y Laura Zapata, fue encontrada con serias heridas en la institución donde la cuidaban.

Por Carolina Amézquita Pino
Enero 20, 2021
Anuncio

El pasado lunes, Thalía y Laura Zapata dieron a conocer las condiciones terribles por las atraviesa Eva Mange, abuela de ambas, en la casa de retiro donde habita actualmente y para lo cual, las hermanas le pagaban una enfermera personal. Ahora, la segunda explica a detalle cuál es la situación de la señora, quien, justamente el 18 de enero, cumplió 103 años.

Thalía Instagram

"Por comodidad de mi abuela; por su felicidad, para que no estuviera sola con una enfermera en la casa, decidimos, Thalía y yo, ponerla en un lugar al que había asistido muchísimo tiempo a una cosa que se llama Club de día. Con todo el dolor de mi corazón dije 'bueno'", explicó Zapata al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). "Con la pandemia cierran las puertas para cuidar a los viejitos que habitan en este asilo. Obviamente, no puedo entrar a verla". 

Pese a no poder estar con ella, la actriz "tenía comunicación con la enfermera mañana, tarde y noche. Cada día me enviaba su estado de salud, signos vitales" y demás detalles sobre las actividades diarias de Mange, con las fotografías correspondientes para cada horario. Por las medidas de seguridad actuales, solo permitieron una visita de la también cantante, quien decidió verla en su cumpleaños luego de cumplir con el protocolo que exigían para para evitar contagio de COVID-19. Así, la encontró en las condiciones que hizo públicas.

"Si no vengo en un mes, creo que me entregan a mi abuelita muerta",

Laura Zapata

Credit: Mezcalent

"Cuando estoy en las instalaciones empiezo a notar unas cosas raras con la enfermera", explicó. "Si no vengo en un mes, creo que me entregan a mi abuelita [muerta]".

Ante ello, las dos hermanas en conjunto han decidido iniciar acciones legales en contra de la enfermera y la institución. Thalía y  Laura Zapata "estamos de la mano, y a la par, a favor de lo de mi abuela" y juntas harán "responsable a quien sea necesario de la salud de mi abuela y del estado en que la encontré". Además, considera "que mi abuela fue víctima de jaloneos" u otras agresiones; incluso no hablaba y estaba "como autista".

"Abrí una carpeta de investigación contra la enfermera que escondió, omitió, comentó y, obviamente, quiso huir. Y contra quien resulte responsable de esta institución que cobra muy caro para cuidar a tu viejita". "Es una decisión tomada por nosotras dos [Thalía y Zapata]. Inmediatamente, me comuniqué. Ella sabía que yo venía feliz al cumpleaños de mi abuelita".