Luego de cuidar a su abuelita Eva Mange, al interior del asilo donde la señora residía, Laura Zapata la tiene en su casa y detalle lo que sigue.

Anuncio

Luego de 37 días de estar al lado de Eva Mange en el asilo de lujo donde residía y donde fue encontrada con graves problemas de salud, Laura Zapata ya pudo trasladar a su abuelita a su casa, previo chequeo médico en otro hospital de la Ciudad de México. Ahora, la actriz habla por primera vez sobre la situación actual.

"[Eva Mange] pasó una noche más tranquila", explicó Zapata a los medios de comunicación. "Ya me dieron el parte médico, mi abuela tiene un derrame pleural en los dos pulmones".

Pese al diagnóstico, la señora podrá ser tratada en la comodidad de su hogar, donde su nieta le habilitó su habitación y contrató "dos expertos, enfermeros" que estarán en su casa para que puedan cuidarla como corresponde.

"El médico me dijo que no me preocupara, que no era una cuestión grave, de acuerdo a los análisis que se le hicieron. Ellos decidieron que no tenía que quedarse en el hospital. [Me dijeron] 'se la puede usted llevar a su casa'", agregó. "Se acondicionó una cama de hospital, aquí en mi casa, se sacó la cama, que era su cama, en su recámara".

Laura Zapata y Eva Mange
Credit: mezcalent.com

Laura Zapata advirtió que las investigaciones en contra de la residencia donde vivía Eva Mange seguirán por parte de las autoridades correspondientes. 

"Uno de los intereses de este asilo era decir que nosotros teníamos COVID y por eso nos aislaron. Nos aislaron por otros motivos, para que no me enterara de todo lo que me he enterado y no estuviera viendo, lo que vi", reveló. "Esa carpeta [de investigación] está abierta y esto continúa".