La primera actriz dio una entrevista demoledora en la que hizo públicas las barbaridades que sucedían en el centro de mayores Le Grand Senior, donde residía Eva Mange.

Anuncio

Cuando Laura Zapata descubrió el estado en el que se encontraba su abuela, la señor Eva Mange, en el centro de mayores Le Grand Senior, no dudó en mudarse con ella los días que fueran necesarios hasta sacarla de allí.

Su estancia en el lugar le llevó a descubrir el descontrol y las irresponsabilidades que supuestamente se llevaban a cabo en el lugar.

Entre las cosas que resaltó la actriz están las fiestas y las borracheras de los cuidadores de los ancianos y que el programa Venga la alegría reportó con imágenes escalofriantes en un reportaje de investigación.

En una entrevista en exclusiva con la actriz salieron a la luz las barbaridades que no solo vivieron los residentes, sino también ella durante su estancia.

Laura contó con pelos y señales "la verdad del asilo del terror", como ella le ha bautizado. "Esto de las famosas cuarentenas y los protocolos son pura burla a los parientes de los internos, yo vi entrar y salir como Pedro por su casa, por ejemplo, al doctor que venía de la calle", explicó muy seria.

Unos festejos en los que el alcohol se paseaba alegremente. "Ellos son los que se emborrachan dentro en las instalaciones de este asilo del terror", confirmó tajante.

Aunque Laura ya está en su casa cuidando de su abuela, su lucha sigue adelante con el fin de que los mayores que están allí no sufran la misma pesadilla que ella ha vivido en primera persona.

"Yo quiero llegar hasta las últimas consecuencias porque no se vale que este asilo del terror, dentro de sus instalaciones hayan llegado a este extremo, estas lesiones".

Además de hacer justicia, Laura espera que su abuela consiga sobrevivir a tanto daño físico. "Yo estoy cuidando a mi abuela que tiene un delito de género en su cuerpo con lesiones que están catalogadas como lesiones que ponen en peligro la vida", prosiguió con tristeza.

Mucha fuerza y todo el amor para ella y, en especial, la señora Eva.