Con el fin de promover el talento de su hija Alejandra, Laura Bozzo ha decidido darla a conocer profesionalmente.
Anuncio

Tras los problemas legales por los que atravesó Laura Bozzo con el servicio tributario mexicano, que la obligó a estar desaparecida por algún tiempo, la conductora está de regreso en la televisión y, además de unirse a las filas de Telemundo en Estados Unidos, ha firmado contrato con la televisora de México, Imagen TV. La también abogada, quien promete regresar a sus raíces profesionales y continuar ayudando a quienes lo necesitan, sorprendió al anunciar que empezará a preparar a su sucesora; se trata, nada más y nada menos, de su hija menor Alejandra de la Fuente.

"Ale [Alejandra de la Fuente] es más loca como yo, digamos. Siempre le digo que ella va a sucederme cuando deje de hacer televisión porque tiene una conexión con la gente impresionante", reveló Laura Bozzo al programa mexicano de televisión De primera mano (Imagen TV). "La voy a traer para que la vean también y esté en alguno de los programas. Y voy a hacer que conduzca la parte para los jóvenes porque es muy buena, muy buena conductora, la verdad". 

De acuerdo con la presentadora de origen peruano, la menor de sus hijas tiene todos los atributos y el talento para hacer la labor social como ella y convertirse en su sucesora.

"Voy a traer a Ale [a la tv] porque sería muy buena conductora de este formato", reiteró. "No es porque sea mi hija, así no soy. Pero ella tiene la sensibilidad; cuando ve que alguien está sufriendo, se desnuda con tal de que esa persona esté mejor. Eso hace que uno conecte con la gente".

Laura Bozzo y su hija Alejandra de la Fuente Bozzo
Credit: Instagram/@missale_xo

Laura Bozzo confesó que sus dos hijas son maravillosas y se muestra muy feliz de ser su madre. Así que en breve, podremos ver a Alejandra de la Fuente en la pantalla chica siguiendo los pasos de su famosa madre.

Laura Bozzo y su hija Alejandra de la Fuente Bozzo
Credit: Instagram/@missale_xo

"La ven y dicen 'es una bomba', es una niña, bien buena, noble. Mis dos hijas son mi orgullo. Mato por ellas; son todo lo que tengo en la vida", confesó. "La mayor [Victoria] es más normal, debo decirlo porque es así, ya es mamá, tiene su empresa, es seria, madura".