Las hijas del príncipe Andrés, víctimas colaterales a causa del escándalo de su padre.

Anuncio

Los efectos colaterales de la retirada del príncipe Andrés de la vida pública a causa del papel que está desempeñando ante el caso Epstein, está resultando toda una calamidad para la familia real británica que cada quién lleva como puede.

pricc81ncipe-andres.jpg

Si bien la reina Isabel está en una posición muy difícil frente a su hijo, le apoya en la intimidad y su exmujer Sarah Ferguson no ha dudado en gritar a los cuatro vientos que su exmarido en un ser maravilloso.

Prince Andrew Sarah Ferguso

“Es muy raro conocer personas que sean capaces de hablar desde el corazón con honestidad y verdad, que permanezcan firmes en sus convicciones. Andrés es un auténtico caballero y no sólo es estoicamente leal en su deber, sino que tiene la bondad de ver siempre lo mejor de las personas”, compartió la pelirroja de ojos azules a sus seguidores en defensa del padre de sus hijas.

eugene-11.jpeg

“Le apoyo profundamente y estoy orgullosa de este gran hombre de principios que se atreve a enfrentarse a la adversidad y permanece firme con su sentido del honor y la verdad”, añadió la ex-nuera de la reina.

andres-eugenia-beatriz-6.jpg

No hay duda de que el sufrimiento más grande recae sobre sus hijas, las princesas Beatrice y Eugenia, víctimas de las decisiones que está tomando su padre y expuestas a todo lo que la opinión publica está diciendo de él después del escándalo mediático que provocó su reciente entrevista en televisión.

andres-eugenia-beatrice-2.jpg

Si sus apariciones eran escasas como miembros de la familia real, sin duda ahora las princesas también verán sus funciones más reducidas si cabe a causa del retiro obligado de su padre.

andres-eugenia-beatriz-5.jpg

A este momento tan dramático que está sufriendo como consecuencia toda la familia, se une la ilusión frustrada de Beatriz de York ante su próxima boda. Si la de su hermana Eugenia fue una auténtica maravilla, la suya con Edo Mapelli sin duda se verá deslucida y seguramente más privada y sencilla que la de su hermana, con un padrino que no brillará como en el anterior enlace.