Después de una semana huracanada tras su supuesto enfrentamiento público, la Reina Letizia y su suegra Letizia reaparecen así

Anuncio

Dicen que después de la tormenta llega la calma, algo que parece ha sucedido en la familia Real Española tras la supuesta pelea pública entre las dos reinas, la emérita y la actual, Sofía y Letizia. Tras el feo gesto de esta última a la que es su suegra frente a las cámaras evitando que se fotografiara con sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, todo parece haberse solucionado.

Ambas mujeres se reencontraban durante una visita al hospital a Don Juan Carlos tras una reciente operación de rodilla a la que se ha sometido de urgencia. La camadería, sonrisas y conversación amable entre ambas muestra que el mal trago vivido en Palma de Mallorca ya es cosa del pasado. Al menos eso parece.

Con una sonrisa de oreja a oreja Letizia le abría la puerta del vehículo a la madre de su esposo Felipe VI. Ésta la correspondía con un gesto amable y simpático como si nada hubuiera sucedido entre ellas. Juntas hacían el recorrido desde el coche hasta la puerta del centro hospitalario donde han sido fotografiadas en actitud cariñosa.

Antes de entrar, han querido pararase frente a los objetivos de los paparazzi y les han regalado la imagen del día, sin duda. La prensa española acuña este momento como el la petición de ‘perdón público' por parte de Letizia ante lo ocurrido en la tradicional misa de Pascua en la isla española.

De esta manera se cierra un episodio que ha tenido como resultado cientos de memes y burlas en las redes sociales, además de una profunda decepción del pueblo español ante el trato de la reina a su suegra. Letizia vuelve a ganar así los puntos perdidos en un momento delicado en la salud de Don Juan Carlos, quien presenció la bochornosa escena.

Afortunadamente todo se ha arreglado y a eso hay que sumarle el también resultado satisfactorio de la intervención quirúrjica del exmonarca.