Debido a las estrictas normas de la casa real para proteger su privacidad, los medios de los Países Bajos están muy enojados al no poder distribuir el material gráfico que existe del debut teatral de la princesa Amalia, co-autora y actriz de la obra, dado el importante momento que suponía en la vida de su futura monarca de cara al interés público.

Por Nuria Domenech
Diciembre 13, 2019
Anuncio

Si por algo son famosos el rey Guillermo y la reina Máxima de Holanda es por la forma de ejercer el control sobre la prensa alrededor de su privacidad y la de sus hijas, algo no siempre fácil de conseguir debido al papel que desempeñan como monarcas de los Países Bajos.

Hace una semana que su hija mayor, la heredera al trono Catalina Amalia, cumplía dieciséis años. Tan solo un par de días después de la fecha, se estrenó una obra de teatro que la misma jovencísima princesa de Orange escribió y en la que incluso actuaba un pequeño papel, cosa que los medios lógicamente morían por cubrir. Además, se contaba con la actuación de Trijntje Oosterhuis, una cantante muy conocida en el país y amiga personal de sus papás, los reyes.

Llegado el momento, la casa real acusó que este debut de su hija en el teatro de La Haya era un acto estrictamente privado y familiar, con lo cual quedaba prohibido que se distribuyera en medios cualquier tipo de material gráfico, cosa que causó una grave polémica.

Los medios de comunicación y muchos de los periodistas más importantes de Holanda no estuvieron nada contentos con la decisión. Ahora se sabe que el material gráfico existe, pero los periodistas no se atreven a publicarlo por miedo a las represalias y a ser excluidos, si llegaran a hacerlo, de los próximos actos públicos de la familia real donde poder seguir informando.

La princesa de Orange, próxima reina de los Países Bajos, domina a sus dieciséis años tres idiomas a la perfección: el inglés, el holandés y el español, este último lengua materna de su mamá argentina, Máxima Zorriagueta.

Amalia es tan inteligente que va un curso adelantada para su edad y eligió la rama de economía y sociales con matemáticas y física. Pese a todo lo anterior, sufre ciberacoso desde los trece años a causa de su figura.