Nicolle Gil recordó hoy su pedida de mano hace justo un año y manda un enternecedor mensaje a su prometido el mismo día que tenían planeada su boda y que fue pospuesta: "Hoy estaba previsto jurarnos amor eterno frente a los ojos de Dios pero el destino tenía otros planes para nosotros".

Por Nuria Domenech
Mayo 02, 2020
Anuncio

Hoy era el día señalado para que la hija de Julián Gil y su prometido se dieran el sí quiero. Desafortunadamente, una enfermedad vino a truncar los planes de la pareja debido a que el prometido de Nicolle Gil, Iñigo Ariño, fue diagnosticado de cáncer poco después de comprometerse y la boda tuvo que posponerse hasta nuevo aviso.

Hoy su prometida recordó en redes con un video cómo su futuro esposo pidió su mano hace ahora un año y le dedicó un sentido mensaje lleno de amor y esperanza:

“Hoy se cumple 1 año de mi pedida de mano y uno de los días más felices de nuestras vidas. Hoy estaba previsto jurarnos amor eterno frente a los ojos de Dios pero el destino tenía otros planes para nosotros.

Doy gracias a la vida por el hombre tan fuerte y maravilloso que puso en mi camino, dicen que «Dios le da sus más grandes batallas a sus más grandes guerreros» y aquí estamos luchando juntos.

Gracias a nuestras familias por el apoyo en este proceso y por cada uno de los mensajes que recibimos de amistades o de ustedes que nos siguen. Por el momento enfocados en ganar esta batalla y salir vencedores. Al final celebraremos DOBLE mi amorcito, te amo con locura...”

Así fue como hace unos meses Julián Gil compartió la noticia de que su yerno había caído enfermo:

Después de recordarle que contaba con todo el apoyo de su familia y que nunca se rindiera, añadió:

“En unos días teníamos una gran boda, pero eso puede esperar, ¡ya verás que será la mejor de las bodas y celebraremos como nunca! Estoy seguro de que saldrás victorioso de este proceso. Ahí contigo día a día tienes a una gran mujer, mi Nika, que te llenará de mucho amor y no te soltará ni un solo minuto. ¡Vamos a ti, fuerza!”, fueron las palabras de cariño que su suegro le dedicó.