Kylie Jenner muestra una parte de su cuerpo nunca antes vista que deja al descubierto su belleza natural.

By Teresa Aranguez
October 06, 2018 02:22 PM

Su belleza no es precisamente considerada como muy natural debido a su constante uso de maquillaje, al tipo de vestimenta que suele lucir y sus cambios de color de pelo, a veces bastante extravagantes. Sin embargo, Kylie Jenner nos ha dejado a todos de piedra al mostrarnos que también puede mostrar una belleza de lo más natural.

Este viernes, la joven de 21 años nos sorprendía con una imagen junto al blogger James Charles donde aparece algo que nunca antes nos había mostrado, ¡sus pecas! Su amigo también tiene bastantes así que se hicieron un divertido selfie en el que presumió su cara lavada y pecosa.

“Hermanos con cara lavada. El video llega pronto”, anunció el joven de lo más divertido en una imagen donde ambos lucen sencillos y derrochan juventud.

Parece que atrás quedaron los labios inflados en muchas ocasiones criticados por sus seguidores por verse de todo menos naturales. Fue precisamente en julio cuando Kylie confesó al mundo en su perfil de Instagram que se acabaron los productos para pronunciar sus labios.

“Me he deshecho de mi relleno”, contestó a un fan cuando le dijo que se veía diferente. Ahora nos vuelve a sorprender, algo poco raro en esta joven empresaria que siempre llama la atención por algo. En esta ocasión ha sido su carita recién lavada y sus pecas las que han dejado a sus seguidores embobados.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“La mamá de Stormi puede con todo”, escribió divertida en sus redes en otra atrevida foto. Ocho meses después de dar a luz a su chiquitina hija de su novio Travis Scott, se ve más que espectacular, como si nada hubiera pasado. De hecho ella misma habló al respecto de su metamorfosis en la revista Glamour UK.

“El embarazo ha cambiado por completo mi cuerpo en una edad muy joven. Pero realmente no me importa”, dijo sin problemas. Tiene claro que su pequeña es lo mejor que le ha pasado y no hay nada en el mundo que le importe más que ella. Con hija o sin ella, ¡Kylie se ve de miedo!

 

Advertisement